Comprender la reciente rotación en los mercados mundiales de renta variable


Los valores de crecimiento que «volaron» el año pasado ya no gozan del favor de los inversores. ¿Cuál ha sido el detonante de esta tendencia y qué podría suponer para los inversores? 

¿Qué está sucediendo? 

Los mercados de renta variable mostraron un comportamiento espectacular en 2013, impulsados por los mejores datos económicos y el respaldo de los bancos centrales. Los inversores provistos de una confianza renovada destinaron 140.000 millones de USD solo a renta variable estadounidense en 2013 mientras que; durante los cuatro años precedentes, habían retirado 260.000 millones de USD de este segmento. Gran parte de este dinero fue a parar a los valores de buena calidad y de gran capitalización, con sólidas perspectivas de crecimiento, como Disney o Mastercard, si bien algunos inversores buscaron las ganancias en valores de crecimiento, de carácter más especulativo, procedentes de los sectores de la biotecnología e Internet, como Twitter y Celgene. Esta tendencia se dio en todo el mundo, y se disparó el valor de algunas acciones chinas de Internet, como Tencent y Baidu. 

Sin embargo, en marzo de 2014, la nueva presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, sugirió que los tipos de interés podrían empezar a subir seis meses después del fin de la política de expansión cuantitativa. La dureza de su tono alarmó a los mercados. La oleada de ventas provino de los valores de crecimiento especulativos y, en menor medida, de los valores de crecimiento de calidad, que habían registrado buenos resultados. Los inversores se concentraron en las acciones defensivas y en las tan denostadas acciones de valor, con el objeto de reducir el riesgo. Así pues, las empresas cuya rentabilidad había sido un tanto deslucida, cuyas calificaciones por parte de los analistas habían sido las más bajas, y que, además, habían sido el blanco preferido de los «bajistas», han mostrado el mejor comportamiento en las últimas fechas. 

Gráfico 1: Los cambios en las expectativas sobre los tipos de interés conllevan la rotación del mercado 

Nuestra opinión 

Si bien se encarecieron algunos de los valores con las rentabilidades más elevadas, en particular en los sectores tecnológico y biotecnológico, no había muchos indicios que apuntaran a una incipiente burbuja en los valores de crecimiento en su conjunto, como queda reflejado en el gráfico 2. Asimismo, muchas empresas atractivas de los sectores tecnológico y de consumo discrecional sufrieron una ola de ventas indiscriminada, debido a que los inversores reaccionaron al «dolor» en el corto plazo reduciendo el riesgo. 

Gráfico 2: Sin indicios de burbuja entre los valores de crecimiento en general 

Adoptamos una visión a medio plazo en lugar de seguir «lo que se lleva». Por consiguiente, hemos aprovechado la debilidad de las cotizaciones para reforzar nuestras posiciones en valores como Gilead, Google, Estee Lauder, Priceline.com, Facebook, Visa y MasterCard. Todas estas empresas cuentan con una sólida posición de mercado, y se hallan posicionadas para ofrecer un crecimiento rentable en los próximos años, impulsadas por una coyuntura secular favorable. 

Tomemos como ejemplo la empresa biotecnológica Gilead Sciences. A diferencia de algunos de sus homólogos de carácter más especulativo, deja entrever una senda de crecimiento de los beneficios, apuntalada por el reciente lanzamiento de Sovaldi, un innovador tratamiento para la hepatitis que se acaba de convertir en el fármaco más rápidamente vendido en la historia, al haber brindado a la compañía unos ingresos de más de 2.000 millones de USD durante su primer trimestre en circulación. Sovaldi es un tratamiento caro, si bien aborda una necesidad médica importante e insatisfecha anteriormente (hay más de 3,2 millones de personas en Estados Unidos que padecen hepatitis C). Según las previsiones actuales, Gilead cotizaría en 2015 con un ratio PER de 10,5, que no se considera caro. 

Google es otro ejemplo. La compañía tiene una posición dominante en el mercado mundial de la publicidad en Internet, segmento cuyo crecimiento ronda el 18% anual. Hay más de mil millones de usuarios de Android y además, la empresa está rentabilizando sus activos, entre otros, Google Maps, YouTube y la tienda Google Play. Asimismo, gasta más de 7.000 millones anuales en I+D con el objeto de mantener su posición de liderazgo en innovación. Tras la rotación de mercado, Google cotiza con el mismo PER que PepsiCo, si bien atesora unas perspectivas de crecimiento muy superiores. 

Gráfico 3: Crecimiento de los ingresos por publicidad en Internet (en miles de mill. de USD) 

Conclusión 

Creemos que la reciente rotación representa una corrección temporal que ofrece oportunidades de compra entre las empresas de calidad con crecimiento que poseen atractivos fundamentales, entre los que se incluyen unos beneficios al alza y la generación de flujos de caja. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído