Compre bolsa española antes de que termine el año: es un consejo de Mirabaud


Tomar posiciones en bolsa española es una buena estrategia en estos momentos. En esencia esa es la recomiendación de Mirabaud, que aconseja comprar renta variable española antes de que termine el año porque sus analistas consideran que “a finales de 2013 España estaré preparada para aprovechar la recuperación económica global en una posición muy competitiva”. 

Un argumento adicional que esgrimen a favor de comprar títulos patrios es el gran potencial de mejora de los beneficios de las empresas españolas, después de los resultados excepcionalmente bajos que se registraron en 2012, pues –siempre según los análisis de la entidad suiza especializada en gestión patrimonial- hay un consenso generalizado entre los expertos de que la cuenta de resultados de las compañías españolas van a experimentar fuertes crecimientos tanto para 2013 como para 2014.

Gema Hurtado, gestora del fondo Mirabaud Equities Spain, ha declarado al respecto que “a pesar de su importancia, el sector financiero no es el único que se beneficia de la situación pues se produce una normalización de los resultados en otros sectores de la economía”. Hurtado señala que “varias compañías españolas se han diversificado globalmente, en términos de ventas y de beneficios, con costes elevados principalmente debidos a la situación macroeconómica española”.

La prima de riesgo ya no es la mano que mece al Ibex

Con todo, ahí no acaban las buenas noticias: la mayor facilidad del Reino de España para poder financiarse en los mercados internacionales ha permitido que la prima de riesgo se relaje, rompiendo su mala influencia sobre la bolsa española (desde 2010, el ensanchamiento del diferencial con el bund alemán se había traducido directamente en pérdidas en el parqué español).

Antonio Hormigos, también gestor del Mirabaud Equities Spain, asegura que “mientras que el BCE mantenga su compromiso de reducir el diferencial de las economías periféricas europeas, el mercado de renta variable tendrá un importante soporte”. Hormigos calcula que, con la prima de riesgo en niveles de 235 puntos básicos, el Ibex debería cotizar en torno a los 9.600 puntos (el martes llegó a cerrar la sesión por encima de los 9.800). Asimismo, estima que, de caer el diferencial por debajo de los 200 puntos básicos, el selectivo español podría situarse entre los 10.000 y los 11.000 puntos. 

Una noticia positiva respecto a la financiación del Reino de España que recuerdan los analistas de la gestora es el hecho de que la Comisión Europea ha permitido mayor flexibilidad de los objetivos del déficit público de 2013 a 2015, algo que “permitirá a España generar crecimiento, lo que, por otro lado, favorecerá la reducción del déficit”.

Valoración de la economía española

Mirabaud considera que España “está cumpliendo con sus compromisos para la estabilización”. Dentro de este proceso, subrayan como factores positivos las reformas emprendidas por el Gobierno, especialmente en lo referente a la reestructuración y recapitalización del sistema bancario español, “que está logrando que la confianza en las entidades financieras se recupere, a pesar de que los tipos de interés de los depósitos se han reducido drásticamente este año”. Añaden al respecto que “un importante colchón de capital continúa disponible si fuese necesario”. 

La otra gran reforma que valoran positivamente los expertos de la firma es la concerniente al mercado laboral, para devolver competitividad al país, así como los progresos en la balanza de pagos, que han dejado como resultado una situación de superávit al superar las exportaciones a las importaciones. Desde Mirabaud prevén “un muy probable cierre de la balanza de pagos en positivo, con un superávit del 1% del PIB”. El último ejercicio en el que se produjo una situación similar fue en 1997. 

Pero no todo son alabanzas: desde la gestora le ponen deberes al Ejecutivo de Mariano Rajoy: “La asignatura pendiente de España es la que se refiere a las finanzas públicas, aún por abordar y que requiere, en primer lugar una reforma de la Administración Pública, con reducción y optimización de los recursos a todos los niveles del gobierno (nacional, regional y local)”. Otra cuestión pendiente y de difícil resolución es la reforma de las pensiones. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído