Compass: Colombia es uno de los “más destacados alumnos de la clase”


El positivo momentum de Colombia destaca en América Latina. Con esta tajante afirmación inician su repaso sobre la economía cafetera los analistas de Compass Group, que aplauden las reformas estructurales, la estabilidad política y las mejoras en las condiciones de seguridad que se han alcanzado en los últimos años. Éstas, “permiten hoy en día que su economía destaque respecto a los demás países de la región con tasas de crecimiento esperadas para este 2014 cercanas al 5%”.

Este crecimiento que está experimentando Colombia supone una aceleración diferente a otros ciclos anteriores, exponen desde Compass. Por ejemplo, hacen referencia a que aunque el sector petrolero se mantiene como uno de los determinantes del crecimiento, ha perdido participación en el PIB en los últimos tiempos, mientras que otros sectores han ganado relevancia. “Esto se vio claramente en el primer semestre de 2014, donde el PIB creció 6,3% en un año, a pesar de que el PIB minero solo aumentó 0,6%. El rol que han desempeñado los inversionistas extranjeros ha sido clave, ya que han empezado a notar el atributo de los sectores no tradicionales -enfocados en el consumo interno- como alternativa de inversión. Esta última ha alcanzado niveles cercanos al 28% del PIB, producto del mejoramiento del marco institucional y una mayor seguridad”.

Por otro lado, mención especial merece el actual proceso de paz, que es “uno de los eventos más relevantes en la historia del país en los últimos 50 años, que tiene a los inversionistas con los ojos puestos en este país, el cual, si es alcanzado con éxito, podría incrementar el PIB entre 1% y 2% cada año, junto con la posibilidad de redireccionar los gastos militares hacia áreas más productivas”. No obstante, en Compass Group recuerdan que no es la primera vez que el gobierno y la guerrilla intentan llegar a algún acuerdo, por lo que reina el escepticismo en el mercado y en el país en general. “Pero ahora el escenario es bastante distinto”, añaden desde el servicio de estudios, “pues existe una agenda clara con cinco puntos para ser negociados, la cual no se daba en las negociaciones anteriores y el gobierno no ha entregado tierras que permitan a la guerrilla volver a organizarse y aumentar su ‘fuerza’. La culminación del proceso de paz se estima hacia el 2015 y sus efectos en la economía se sentirían en un mediano plazo. Sin embargo, tendría efectos más inmediatos en las expectativas de los consumidores e inversionistas”.

Otro catalizador a destacar en esta visión positiva con Colombia es la inversión en infraestructura. “Se está empezando a materializar con adjudicaciones de las Autopistas de Cuarta Generación y proyectos de vivienda”. Estos proyectos deberían impulsar el PIB a partir del próximo año, opinan en la firma latinoamericana. “Colombia dentro de América Latina es uno de los países con menor crecimiento en productividad debido a su déficit de infraestructura, por lo cual esta medida no solo impulsará el gasto en las actividades relacionadas, si no que tendrá un efecto positivo indirecto en el crecimiento a través del aumento de la productividad de diversos sectores”.

Todos los factores mencionados, prosiguen los expertos de Compass Group, “han creado un círculo virtuoso en la economía, donde la estabilización política, social y económica, junto con el crecimiento de la clase media y la formalización laboral, agregan valor en el sector financiero, tanto por clientes personales como corporativos; los consumidores a su vez incrementan su consumo y cambian su patrón a uno más ‘sofisticado’, haciendo a la economía más rentable”.

Con estos ingredientes, Compass describe el escenario actual de Colombia como una economía acelerándose, progresos y oportunidades en diversos sectores y un gobierno con la mirada puesta en la paz y la productividad y, por lo tanto, “en el mejoramiento de vida de los colombianos”. Por otro lado, “a pesar que las cuentas fiscales lucen sanas, los ingresos fiscales siguen dependiendo del precio del petróleo y con los ruidos socio-político globales este no deja de ser un riesgo significativo”.

El mercado de capitales está respondiendo bien a los buenos síntomas de la economía. El índice Colcap ha rentado en dólares un 10% en lo que va de año, explican en Compass, y a pesar de ello “las valorizaciones aún se ven atractivas respecto a su historia. El ratio a precio/utilidad proyectado a 12 meses (si se incluyen todas las acciones colombianas transadas) es de 12,6 veces. La clave está en encontrar las oportunidades que ofrece cada sector, teniendo en cuenta el perfil del nuevo consumidor y aprovechando el impulso económico actual”.

Lo más leído