Comparativa de cartera: planes de pensiones españoles vs sus homólogos europeos


Por todos es sabido que los fondos de pensiones españoles son conservadores y muy locales en su asignación del capital. Hay muchos estudios comparativos que lo demuestran, y uno de ellos es el reciente European Asset Allocation Survey 2018 de Mercer. En este informe, se confirma una vez más esta máxima, pero también se contextualiza la práctica española en estos vehículos finalistas respecto de otros mercados de nuestro entorno, ya que hay países europeos con fondos de pensiones más conservadores y localistas aún si cabe que los españoles.

En la actualidad, el fondo de pensiones tipo español invierte un 51% en renta fija, un 33% en renta variable y un 16% en otros activos (un 8% en alternativos y otro 8% en liquidez). De aquí se extrae la conclusión de conservadores. Aunque la renta fija ha ido cediendo terreno, todavía sigue siendo predominante. La segunda idea, que son, además, localistas, se observa a raíz de la descomposición de subcarteras en renta variable y renta fija.

En renta variable, un 22% son acciones locales y un 11% internacionales. En renta fija, el localismo es más profundo. Del total de la subcartera de deuda, nueve de cada diez euros invertidos se quedan en España: un 69% está asignado a deuda pública española y un 24% a empresas españolas, por un 4% en compañías internacionales y un 3% en gobiernos extranjeros.

No obstante, otros mercados europeos de planes de pensiones adolecen de los mismos pecados que España, en especial de su poca diversificación. Planes de países como Irlanda, Noruega, Dinamarca, Holanda o Portugal son más conservadores que los de España, al representar en su caso la renta fija en cartera pesos de entre el 51% de Irlanda y el 63% de Portugal. Mientras, en renta variable, los planes de Francia, Alemania, Portugal o Dinamarca invierten menos en acciones internacionales que los españoles, con porcentajes de entre el 4% de Francia y el 10% de Dinamarca.

En activos alternativos, por su parte, los planes de Bélgica, Portugal, Noruega o Suiza también están más atrasados que los de España, con representación en cartera de entre el 2% de Bélgica y el 7% de Suiza.

Noticias relacionadas