Tags: Alternativos |

Cómo seleccionar un fondo de retorno absoluto para no llevarme una decepción como la de 2018


El 2018 no pasará a la historia como un año especialmente positivo para las estrategias de retorno absoluto. Más bien todo lo contrario. Esta categoría ha vivido un año desastroso, con una rentabilidad media que –según datos de Lipper- ha sido del -3,5%. “Esto significa que, en general, estos fondos no han ofrecido lo que prometen a los inversores, esto es, generar rentabilidades positivas independientemente de cuáles sean las condiciones del mercado”, afirma Detlef Glow, director de Análisis de Lipper para EMEA. De las 14 categorías en las que la firma de análisis divide a estos productos, solo dos han ofrecido rentabilidades medias positivas el año pasado.

Aunque las rentabilidades medias hayan sido negativas en la mayoría de categorías, en prácticamente todas ellas se pueden encontrar fondos que en 2018 han generado rendimientos positivos. Las estrategias con más patrimonio en España no han tenido un año brillante, con rentabilidades del -4,6% para el Merian Global Equity Absolute Return, del -1,7% para el Candriam Bonds Credit Opportunities, del -1,2% para el Candriam Long Short Credit, del -5,25% para el BNY Mellon Absolute Return Equity y del -4,3% para el Janus Henderson UK Absolute Return, según datos de Morningstar.

Captura_de_pantalla_2019-01-08_a_las_14

Es verdad que en 2018 los fondos de retorno absoluto no han ayudado mucho a diversificar las caídas de los mercados. Y también que, si analizamos el comportamiento de los productos incluidos dentro de esta categoría con un track record superior a los diez años, no hay ninguno que todos los años haya ofrecido rentabilidades positivas. Todas las estrategias tienen alguna mancha en su historial. Por eso es muy importante no sobrereaccionar a resultados de corto plazo. A medio-largo, este tipo de fondos continúan teniendo un potencial muy importante en diversificar la rentabilidad cíclica de los mercados y en ayudar a reducir la volatilidad de una cartera multiactivo.

¿Cómo seleccionar un fondo de retorno absoluto para no llevarme una decepción como la de 2018?

El proceso no es nada sencillo, ya que se trata de estrategias muy complejas en las que hay una gran heterogeneidad. En opinión de Amadeo Alentorn, gestor de retorno absoluto en Merian Global Investors, es crucial que el inversor entienda en profundidad cuatro áreas:

1) Diversificación. Una de las características más interesantes de los fondos de retorno absoluto es su potencial de diversificar el perfil de rentabilidad de activos tradicionales, y ayudar a reducir la volatilidad de una cartera tradicional multiactivo. "Es importante entender que aspectos de la filosofía de inversión de un gestor pueden apoyar esta expectativa de diversificación, y analizar con detalle el comportamiento histórico del fondo en diferentes entornos de mercado", explica.

2) Gestión de riesgos. Otra característica interesante de este tipo de productos es que pueden ofrecer más estabilidad en el perfil de volatilidad, comparado con la volatilidad más variable de activos tradicionales. "Es importante entender a qué tipo de riesgos se expone un determinado fondo, qué riesgos conlleva una determinada filosofía de inversión, cómo se controlan estos riesgos en la construcción de la cartera, y que evidencia histórica hay en que la volatilidad realizada de un fondo se haya comportado en línea a las expectativas ex ante de riesgo".

3) Expectativas de rentabilidad. Es importante entender cuáles son las expectativas de rentabilidad que un gestor plantea con su estrategia, no solo en términos de magnitud, sino también de horizonte. "La pregunta sobre cuál es el horizonte temporal en que el gestor estima que se pueda generar una rentabilidad absoluta es crucial, ya que una decisión de invertir en un fondo de este tipo debería idealmente ir acompañada de un cierto compromiso temporal de mantener esta inversión durante ese horizonte, como mínimo, para tener una mayor probabilidad de obtener los beneficios esperados. En los últimos años, los inversores, en general, se han vuelto más cortoplacistas", revela.

4) Liquidez. Muy importante también entender el perfil de liquidez del producto en relación a la liquidez de los activos subyacentes. "En algunos productos de retorno absoluto, hay una gran discrepancia entre el espejismo de liquidez diaria del fondo y los activos en los que el fondo invierte: el horizonte de liquidar ordenadamente los subyacentes puede ser mucho más largo".

Preguntas para tratar de "pillar" a los malos gestores

En este proceso de análisis, existen algunas cuestiones que el inversor siempre le puede plantear al gestor para tratar de saber cómo de robusto es su proceso de inversión. Por ejemplo, preguntándole si tiene cubiertos todos los escenarios económicos. “Yo sospecharía mucho de alguien que me diga que la mayoría de los escenarios económicos están cubiertos. Eso implicaría que sin tomar riesgos están generando un retorno positivo. Es imposible cubrirse ante todos los escenarios”, indica Andrés Sánchez Balcázar, gestor de retorno absoluto en Pictet AM.

A su juicio, el gestor debe ser capaz en todo momento de explicarle al partícipe las causas exactas que han generado el buen o mal comportamiento del fondo. “Cuando le preguntas cómo se comportaría la cartera en un escenario económico determinado y ésta reacciona como él esperaba es un buen síntoma. Demuestra que es consciente de cuál es la direccionalidad y sensibilidad de su cartera”. A este respecto, el inversor siempre puede pedirle al gestor que le muestre una matriz de correlaciones con respecto a los diferentes mercados. De esa forma, podrá comprobar de manera rápida y sencilla cuáles son los sesgos y preguntarle por ellos para saber si es capaz de explicarlos. “Es posible que el profesional haya realizado una asignación muy relevante a un sector concreto. Debe existir una justificación”, asevera.

También hay preguntas trampa que le puede plantear al gestor, como por ejemplo interpelándole sobre si ha modificado su proceso en los últimos años ante el cambio de las condiciones económicas. “Si responde afirmativamente lo que te está diciendo es que está en un proceso de ensayo y error para ver qué funciona y qué no. Esto hace más probable que no esté en condiciones de saber cuál es realmente su riesgo”. Asimismo, Balcázar considera que habría que plantearle la cuestión de cómo gestiona el riesgo de cola en la distribución. “Si afirma que lo estudia cuando llega o que no ha habido impacto significativo del tail risk en el fondo, no está en condiciones de explicar el riesgo de su cartera”.

Ratios a tener en cuenta

En lo que respecta al análisis de las ratios de la ficha de los fondos de retorno absoluto, al ser estrategias en las que existen posiciones largas y cortas, la ratio de Sharpe tiene poco sentido. Tampoco habría que darle una gran relevancia a la ratio de información, puesto que es una medida que utiliza una volatilidad histórica con un rendimiento histórico. Más interesante es analizar el máximo drawdown y drawdown empírico o realizado. Se trata de una buena medida de cuán buenas son las estimaciones del gestor de su riesgo. También sería conveniente analizar cuánto tiempo ha necesitado históricamente el gestor para recuperarse de una caída, concluye Balcázar.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas