¿Cómo se ha movido el gestor del Henderson UK Absolute Return con el Brexit?


El Henderson UK Absolute Return se ha convertido en una de las estrategias de retorno absoluto más populares en España, donde ya cuenta con aproximadamente 800 millones de euros, según datos del barómetro que cada mes publica Funds People. Según Luke Newman, gestor de este producto de Henderson Global Investors, el mercado británico es excelente para las estrategias long/short de renta variable. “Tiene un alcance global, puesto que casi el 70% de los ingresos de las empresas que integran el FTSE 100 procede de fuera de Reino Unido. Por tanto, el mercado bursátil británico no es totalmente representativo de la economía del país. Esto ha brindado numerosas oportunidades para los inversores en estrategias long/short desde el referéndum. Muchos observadores han quedado sorprendidos por la fortaleza del FTSE 100 desde el Brexit, que ha respondido principalmente al efecto cambiario (los ingresos procedentes del extranjero se convierten a libras a un tipo de cambio inferior). Así pues, los títulos de mayor capitalización del FTSE 100, que obtienen la mayoría de sus ingresos en el extranjero, han experimentado un incremento en su rentabilidad y cotización”.

En el equipo han aprovechado este hecho actuando con rapidez tras el referéndum para aumentar su exposición larga a las firmas del FTSE 100 con ingresos denominados en dólares. “Cuanto más dure la debilidad de la libra, más se perpetuará este efecto favorable. En el caso de las empresas británicas más centradas en el mercado interno, la posibilidad de que se produzca una salida brusca de la UE y, por tanto, una recesión, generaría presiones bajistas en los precios de las acciones. Sin embargo, no todas las cotizaciones reaccionarían de la misma manera. Las constructoras, por ejemplo, probablemente se beneficien de las medidas de estímulo del Gobierno de Reino Unido y esperamos que esto ocurra en noviembre, tras la aprobación de los presupuestos de otoño”. En vista de los niveles de incertidumbre que rodeaban al referéndum, redujeron la exposición de la estrategia, tanto bruta como neta, de cara a la votación. No obstante, el resultado a favor de la salida les sorprendió y no contaban con una posición tan defensiva como les habría gustado, por lo que sus posiciones core largas de la cartera en constructoras y aseguradoras de Reino Unido se vieron afectadas.

“Las posiciones cortas ayudaron a contrarrestar los movimientos, así como los valores core largos de compañías con dividendos crecientes y cuyos beneficios se generan en el extranjero, como las editoriales RELX e Informa, que mostraron una buena evolución gracias al desplome de la libra esterlina. En el trimestre posterior al referéndum incrementamos las posiciones core largas de la cartera en los sectores de construcción y seguros, que anteriormente fueron un lastre y terminaron por protagonizar un notable repunte. Además, la persistente incertidumbre en cuanto al plano político y monetario generó volatilidad y nuevas oportunidades para el componente de posiciones tácticas. La rentabilidad de la estrategia ha sido, en general, positiva”, afirma.

La exposición neta a Reino Unido se ha movido en un rango aproximado del 8% al 20% a lo largo de 2016. La redujeron, tanto en el periodo previo como en el posterior al referéndum, para luego aumentarla de nuevo.

Estrategia de cara a los próximos meses

Según Newman, los factores macroeconómicos siguen dominando los mercados de renta variable y es probable que Reino Unido active el artículo 50 a principios de 2017, lo que lastrará la libra y, a su vez, impulsará la rentabilidad (y las cotizaciones) de las numerosas empresas que cotizan en Reino Unido, pero obtienen sus ingresos en el extranjero. “En la parte fundamental del core de la cartera incorporamos diversas posiciones nuevas con argumentos de inversión más centrados en las propias empresas (en posiciones tanto cortas como largas) y menos dependientes de un contexto de divisas o de curva de rendimientos específico. Allá donde identifiquemos estas oportunidades, seguiremos respaldándolas con posiciones más largas que reflejen el potencial de una rentabilidad menos correlacionada con el propio mercado”.

A su entender, una ligera inclinación en las curvas de rendimientos implica que los bancos y los títulos financieros muestran leves indicios de volver a contar con el favor de los inversores, aunque considera que todavía es demasiado pronto para prescindir de una de las temáticas dominantes del componente largo del core de la cartera, en concreto, de las exposiciones a títulos de acumulación con duraciones largas (equivalentes a la renta fija) con capacidad para generar elevados niveles de efectivo. “En mi opinión, si la Fed decide subir los tipos por segunda vez este año podría impulsar los tipos a corto plazo, si bien la parte larga de la curva de rendimientos podría caer también ligeramente limitando así cualquier presión inflacionista antes de que resulte evidente. Esto implica que aún existiría cierto potencial alcista en las firmas de calidad que arrojan rendimientos elevados y con capacidad para incrementar sus distribuciones a los accionistas. Las editoriales Informa y RELX, y las firmas de apuestas GVC y Paddy Power Betfair, entran dentro de esta categoría”.

En el componente corto, una temática clave para Newman es la regulación del salario mínimo y del salario mínimo vital para intentar reactivar la economía a través de un mayor nivel de rentas disponibles. “A corto plazo, habrá algunas empresas que se enfrentarán a un incremento de sus costes laborales y que no se verán compensados necesariamente por el crecimiento de sus ingresos. La posibilidad de que se produzca una salida brusca de la UE por parte de Reino Unido, una libra notablemente más débil y, por tanto, la probabilidad de un aumento de la inflación, han intensificado este potencial de encarecimiento de los costes de producción entre las compañías británicas orientadas hacia su mercado interno. Segmentos como la distribución alimentaria, el ocio y la externalización de servicios públicos son ámbitos que consideramos vulnerables en el marco de esta hipótesis, sobre todo en el caso de los empleadores de mayor envergadura. Hemos iniciado posiciones cortas algo más largas en estas áreas en el core de la cartera”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas