Tags: Renta Variable |

Cómo se gestó el Azvalor Managers


El Azvalor Managers echaba andar hace apenas unos días, pero no es hasta ahora que conocemos como surge y como se confecciona este vehículo. Javier Sáenz de Cenzano ya tenía en mente montar un proyecto consistente en juntar en un fondo a  gestores desconocidos para el público español y de difícil acceso.

Para ello llamó a la puerta de Azvalor AM, quien vio en esta alternativa un complemento perfecto para su gama de fondos, centrada principalmente en Europa. Desde el nacimiento de la gestora, del que hace ahora tres años, siempre han tenido claro que las horas de trabajo de sus gestores estrellas, sus competencias y el área de cobertura eran limitadas, tal y como reconoce su socio, Beltrán Parages. “Pasan cosas muy interesantes en zonas del mundo a las que no tenemos acceso”, destaca.

En este sentido, tenían dos opciones: atraer talento o montar una estructura que se asemejara a contratarlo. A la primera no renuncian, pero son conscientes de que es un proceso lento y sale cuando sale.

De esta manera, dada la trayectoria profesional de Saenz de Cenzano, quien conocía perfectamente al equipo gestor como analista y trabajó con Parages en Allfunds, decidieron unir fuerzas y poner en marcha este vehículo. “Puede que detrás de este fondo vengan otros”, anticipa Parages.

Fondo multimanager

Meses más tarde de su incorporación, el fondo da a luz como un fondo multimanager y no como un fondo de fondos. Se trata de una importante diferencia ya que no hay una doble capa de comisiones, permite acceder a un universo de inversión ilimitado (no tiene la restricción de invertir un porcentaje determinado en fondos UCIT) y a gestores raramente accesibles para inversores privados, tener visibilidad sobre la cartera de cada gestor y ser invertible por otros fondos de fondos.

El fondo de renta variable global ha arrancado con la gestión delegada en cuatro gestores americanos, cuyo universo de inversión es concentrado en todos los casos. La suma de todas sus inversiones componen una cartera de unas 80 y 100 compañías.

Estas cuatro casas de gestión comparten características como un equipo estable, estar especializados en un área específica, tener una fuerte mentalidad fiduciaria, contar con una amplia experiencia y excelente trackrecord a largo plazo, realizar un análisis fundamental profundo, atesorar un tamaño razonable y una capacidad limitada, así como haber desarrollado un proceso operacional y de compliance sólido.

La gestora registra inicialmente el producto en España pero tiene planificado lanzar una versión idéntica en Luxemburgo más adelante. La comisión de gestión asciende al 2,25% y no tiene una comisión de éxito. El plazo recomendado para invertir en el mismo se sitúa a partir de los siete años.

Gestor y soporte

El papel de Saenz de Cenzano como gestor hasta la fecha ha sido realizar la due dilligence de los gestores y, a partir de ahora, controlará las inversiones a futuro del vehículo. El porcentaje que se asignará a cada estrategia será relativamente similar pero se ajustará en función del riesgo que aporten las inversiones de cada uno. “El riesgo estará en lo que saben o no de sus compañías en cartera”, destaca.

A la hora de entrar en otras estrategias, señala que no hay un número límite, aunque se plantea hasta dos inversiones más. En cuanto a salir de alguna de ellas, lo harán cuando se hayan equivocado con su tesis de inversión.

Además, cuenta con el soporte analítico de Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, quienes también se reúnen con los gestores de las cuentas separadas del fondo para discutir sus compañías en cartera.

El capital semilla rondará los 5 millones de euros y no tienen ningún objetivo comercial. Con el nuevo contexto de MiFID II, no descartan que alguna red de distribución pueda interesarse por un fondo de estas características.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído