¿Cómo se gestiona un fondo con más de 100.000 millones de euros de patrimonio?


En el mundo, no hay muchos fondos de gestión activa con un patrimonio superior a los 100.000 millones de euros. De hecho, sólo hay dos y ambos son de American Funds (Capital Group): el American Funds Growth Fund of America, cuyo volumen de activos ronda actualmente los 130.000 millones y el American Funds Europacific Growth, que atesora 112.000 millones (ver el ranking). Lo curioso de esta entidad es que se trata de una de las gestoras más grandes del mundo con 1,3 billones de euros en activos bajo gestión, patrimonio que concentra en una gama muy reducida de fondos, concretamente 35 estrategias. Esto hace que Capital sea una de las firmas que cuenta con los fondos de gestión activa más grandes del mundo. De los seis productos activos de mayor patrimonio que existen actualmente, cinco son de Capital. Pese al gran tamaño alcanzado, en sus 85 años de historia la gestora nunca ha cerrado ninguno de sus fondos. La capacidad no ha sido un problema.

Sin lugar a dudas, la gestión activa de fondos de gran tamaño presenta una serie de retos que el gestor tiene que sortear. En la gestora los resuelven a través de “The Capital System”, un proceso multi-gestor que la casa lleva utilizando en toda su gama de fondos desde hace más de 60 años. Lo más significativo es que cada cartera –independiente de su tamaño- se divide en porciones; cada una de ellas se gestiona de forma independiente por un gestor que implementa sus mejores ideas. El resultado es una cartera formada por las convicciones de un conjunto de gestores muy experimentados (de media tiene 27 años de experiencia, de los cuales 21 los han forjado en la entidad). Este modus operandi contribuye a limitar el riesgo asociado a la toma de decisiones independiente y a aportar una diversificación genuina, ya que cada uno de ellos diversifica al compañero. El objetivo individual de cada gestor es común: batir al índice de referencia.

Este proceso ha dado como resultado fondos diversificados pero, a la vez, concentrados solo en convicciones, con un active share alto y un tracking error moderado, que han destacado por sus resultados en términos de rentabilidad-riesgo. “Hemos gestionado estrategias con unos activos bajo gestión significativos durante muchos años y tenemos el foco puesto en la gestión eficiente y efectiva de grandes cantidades de activos. Una ventaja clave en nuestro proceso de inversión es que los gestores de cada estrategia toman decisiones independientes –algo que tiene como objetivo permitir a los gestores seleccionar los valores en los que tienen las mayores convicciones, al mismo tiempo que nos beneficiamos de la diversificación de diferentes puntos de vista. Cada experto gestiona su parte de la cartera de manera separada e individual, lo que aporta aún una mayor diversificación”, explican.

A medida que aumentan los activos en una estrategia particular, pueden incluir gestores adicionales alineados con la estrategia, por lo que se pueden controlar los activos gestionados por cada gestor individual. El sistema de múltiples gestores también les ayuda en la venta de acciones. “Con varios gestores tomando decisiones distintas en diferentes momentos, el tamaño de las órdenes tenderá a ser menor que si la estrategia estuviera gestionada por un único gestor. Además, las acciones que un gestor concreto quiere vender se ofrecen primero a los otros gestores, y después a otros gestores de la compañía, por lo que realmente puede llegar a no ser necesaria la venta de estas acciones en un mercado de valores. Para cuando se necesita vender en el mercado, hemos desarrollado recursos de negociación significativos y relaciones que ayudan a hacer el proceso más efectivo y eficiente”, señalan.

El análisis y stock picking de alta convicción, y su filosofía de inversión a largo plazo tienden a llevar a los fondos de Capital a tener los activos en cartera durante mucho tiempo y a una menor rotación, lo que mitiga aún más los problemas de la desinversión. Por ejemplo, su estrategia activa centrada en renta variable estadounidense lanzada en 1934, Investment Company of America (ICA), tiene una rotación media del 24,5%. Todos los fondos tienen en común el hecho de ser gestionados de manera agnóstica a su índice. Incluso en el American Funds Growth Fund of America y el American Funds Europacific Growth, los fondos de mayor tamaño, mantienen carteras de alta convicción. Las 20 posiciones más importantes de los fondos normalmente tienden a representar un 30% del total de la cartera. Los productos que se citan en este artículo no están disponibles para su venta en España.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído