Tags: ETF |

Cómo se están posicionando los inversores en ETF tras el Brexit


La volatilidad levantada por el evento inesperado de Brexit tras el 24 de junio ha servido para que muchos inversores de ETF se hayan replanteado sus asignaciones en cartera. “Tras la volatilidad del mercado producida por la incertidumbre que ha generado el Brexit en el mes de junio, los inversores han aprovechado las caídas en algunos mercados para tomar posiciones, sobre todo en índices europeos y americanos”, indica al respecto Juan San Pío, responsable de Lyxor AM en Iberia y América Latina.

De hecho, desde la firma han podido constatar que los flujos hacia ETF en el mercado europeo experimentaron un repunte moderado durante el mes pasado, al entrar 3.500 millones de euros nuevos. De ellos, 2.100 millones de euros se han dirigido a renta variable, 1.300 a renta fija y 169 millones a materias primas.

Los flujos de entrada a ETF de renta variable experimentaron un fenomenal repunte en la última semana de junio: entre el 24 y el 30 del mes, 1.200 millones se dirigieron a ETF de renta variable europea. Estas suscripciones ponen fin a la racha de cuatro meses consecutivos de reembolsos en esta clase de activos, aunque lo cierto es que la renta variable europea sigue registrando más salidas que entradas en el balance del primer semestre del año (7.100 millones de reembolsos). Paralelamente, los ETF de renta variable estadounidense recibieron la llegada de 713 millones de euros en el mismo lapso de tiempo (ver gráficos).

Captura_de_pantalla_2016-07-08_a_la_s__11

Este movimiento refleja la reactivación de la cualidad de los fondos cotizados como herramienta para posicionamiento táctico, en un momento en que cada vez más inversores institucionales también les aplica un uso más estratégico para el largo plazo.

Desde Lyxor también resaltan que los ETF de Smart Beta han registrado en junio flujos récord de 1.200 millones de euros. Este segmento ya acumula en el año más suscripciones -4.400 millones- que en todo 2015. Los inversores optaron por refugiarse sobre todo en estrategias de mínima volatilidad (507 millones) y de inversión factorial (619 millones) como una forma de reducir el riesgo presente en sus carteras.

La última tendencia percibida el mes pasado ha sido la del flujo constante, aunque ralentizado, hacia ETF de renta fija, que captaron 1.300 millones de euros. La categoría más popular entre los inversores han sido los ETF que invierten en deuda corporativa con grado de inversión (con captaciones de 1.400 millones de euros), especialmente la europea, dado que se beneficia del programa de adquisición de bonos del BCE. Los inversores también emplearon los fondos cotizados para buscar refugio en la deuda soberana estadounidense; el vuelo hacia la calidad se tradujo en 314 millones de euros.

Las otras dos categorías de renta fija que atrajeron dinero fueron la deuda soberana emergente (439 millones), por la búsqueda de rentabilidad, y la deuda ligada a la inflación, especialmente la estadounidense por las expectativas de que repunte en los próximos meses el coste de la vida en EE.UU. “Los ETF de renta fija han continuado creciendo, como lo llevan haciendo durante todo el año, y cada vez son más los inversores institucionales que apuestan por este tipo de ETF y sus ventajas en términos de liquidez. Además de la liquidez del propio subyacente, el mercado secundario aporta una fuente adicional de liquidez respecto a invertir directamente en el subyacente”, explica San Pío.

Empresas

Noticias relacionadas