Tags: Renta Variable | EE.UU |

Cómo se está adaptando el fondo Legg Mason ClearBrigde US Large Cap Growth a la desaceleración económica de EEUU


En los últimos días el mercado ha reaccionado al alza ante la posibilidad de que la Fed anuncie una bajada de tipos más pronto que tarde en lo que sería la confirmación del agresivo giro que ha protagonizado su política monetaria en apenas 6 meses. Al fin y al cabo, los últimos datos económicos que ha publicado la primera economía del mundo como el de creación de empleo o el del ISM, muestran una cierta desaceleración en su crecimiento económico.

En este contexto, la posibilidad de que el mercado estadounidense empiece a perder brillo al calor del enfriamiento de su economía aumenta pero eso no quiere decir que no se pueda seguir encontrando valor en Wall Street. “La economía americana se está desacelerando pero eso no quiere decir que no se pueda seguir ganando dinero. No veo opciones de recesión y por eso no estoy realizando una gran rotación de la cartera”, afirma Margaret Vitrano, gestora del Legg Masson ClearBridge US Large Cap Growth, fondo que cuenta con Sello Funds People 2019 por sus clasificaciones de B y C (Blockbuster y Consistente) y que sigue una estrategia que cumple ahora su 20 cumpleaños. Y es que para esta experta la guerra comercial que mantienen China y EEUU implicará un cambio en sus relaciones a futuro de cara a los próximos años pero no será razón suficiente como para provocar una recesión, aunque sí un enfriamiento.

En todo caso, ese enfriamiento de la economía de EEUU no es algo que preocupe en exceso a la gestora ya que considera que es precisamente en estos periodos de bajo crecimiento cuando el fondo suele comportarse mucho mejor que sus comparables (por ejemplo, este año se anota una rentabilidad a 30 de abril del 22,4%, frente al 18,2% del S&P500). Y la razón es que goza de un carácter defensivo posible gracias a la peculiar forma que tiene a la hora de construir su concentrada cartera, que estructura en base a tres cajones en los que se incluyen las empresas de crecimiento: valores cíclicos, valores estables y valores select.

Captura_de_pantalla_2019-06-11_a_las_13

De todos ellos los que tienen ahora mismo más peso en la cartera son los valores estables que ocupan el 51% de la cartera, seguidos de los select (ofrecen un gran potencial de crecimiento aunque presenten valoraciones un poco más altas) que suponen el 36% siendo, por tanto, los cíclicos los que suponen un menor peso de la cartera, con un 11% del total. Eso sí, independientemente del cajón en el que incluyen cada compañía, el proceso de selección es el mismo. “Tenemos en cuenta la proyección del negocio a cinco años con la vista puesta en que ofrezca un buen precio ya que las valoraciones son una parte muy importante del proceso”, apunta la gestora.

En la actualidad los sectores que presentan una mayor sobreponderación en su cartera con respecto a su índice de referencia, el Russell 1000 Growth, son el de comunicaciones, materiales, energía y finanzas mientras que se encuentra infraponderada en otros como industriales, consumo discrecional, uno de los sectores en los que más impacto puede tener la guerra comercial a su juicio, o salud, donde están infraponderados por primera vez en la historia del fondo. En cuanto a títulos concretos, las diez mayores posiciones  de un total de 50 concentran apenas el 37% del patrimonio lo que es una muestra más de la diversificación que ofrece la cartera. Los nombres que figuran en las primeras posiciones son Amazon, Facebook y Microsoft.

Profesionales

Noticias relacionadas