Cómo reaccionan las gestoras españolas ante la llegada de las cuentas ómnibus


En opinión de Rafael Romero, director del Departamento de Inversiones de la Banca Privada de Unicaja, “nunca es tarde si la solución es satisfactoria”. El congreso ha aprobado ya la modificación de la ley de IIC que abre la puerta a las cuentas ómnibus, que estará operativa a partir del próximo año. Esta modificación responde a una reclamación histórica del sector, según palabras de Jared Márquez Valverde, director del Área de Control Interno y Cumplimiento Normativo de Caja Ingenieros, “aunque la duda a resolver en el futuro es si no llega demasiado tarde”.

La falta de igualdad de condiciones hasta el momento en la comercialización en el extranjero de las IIC españolas, provoca que ahora “las gestoras nacionales deban exportar valor añadido en la gestión para ganar terrero fuera más allá de armonizar los vehículos de inversión”, como explica Márquez.

La valoración en general es positiva, ya que “la nueva modificación supone facilitar el intercambio de comercializador entre entidades españolas, reticentes hasta la fecha a entregar a la competencias la base de datos de su clientela”, comenta Márquez.

Este cambio facilitará, según Romero, la venta de fondos españoles a inversores foráneos – permitiendo exportar las capacidades de gestión en España – así como a clientes de otras entidades españolas, aumentando la competencia interna, tanto de gestoras, como de redes de asesoramiento especializado. “Será mucho más importante el conocimiento, confianza y buen servicio ofrecido al cliente frente al disponer de buenos productos propios”, comenta el director de Banca Privada de Unicaja.

Muchas gestoras, ante la limitación de recibir inversión extranjera, han optado por registrar sus fondos en otras plazas como Luxemburgo o Irlanda, y como explica Beltrán Parages, director comercial de Bestinver, esto no ha sido posible para muchas pequeñas. Parages, ve potencial en gestoras nicho que den valor añadido, como es el caso de Cartesio o Belgravia, a las que se les podría dar prestigio por una posible comercialización en las grandes bancas privadas.

Tressis Gestión ve a las cuentas ómnibus como una oportunidad para las gestoras de nueva creación que se dirijan al mercado nacional, ya que permite enfocarse en el negocio de gestión, al tiempo que se liberan los recursos propios de la actividad de comercialización.

Otro punto de implicación para Romero estará en la ganancia de una sana competencia y un aumento de recursos en las entidades que apuesten por tener fondos de inversión propios de calidad y competitivos en precios y resultados. Por otro lado, será importante la potenciación de los equipos de análisis de productos de terceros, ya sea internos o de consultores externos.

Finalmente, a destacar también por parte de Márquez, sería valorar el coste-oportunidad de las modificaciones en circuitos operativos de las entidades, y la imposibilidad de proporcionar los datos fiscales a los clientes, que deberán asimilar su operativa a la que ya se viene realizando en el mercado de renta variable.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído