Cómo pueden las aseguradoras cambiar su estrategia de inversión para combatir la inflación


“En el momento actual del ciclo económico, merece la pena evaluar el impacto de la inflación y mitigar de manera efectiva este riesgo”. Así lo asegura el equipo de GSAM Insurance Asset Management en un informe que lleva por título ‘Managing P&C Insurance Portfolios in an Uncertain Inflation Environment’, en el que se habla de la gestión de carteras de las aseguradoras en un contexto de incertidumbre en la inflación. Según explican, la inflación es una de las principales preocupaciones de las compañías de seguros de propiedades y accidentes.

“Las compañías de seguros han sufrido históricamente en periodos de inflación elevada, ya que tanto los activos como los pasivos se ven afectados negativamente por el aumento de los precios: los retornos de los activos reales se deterioran, mientras que el valor de las indemnizaciones se eleva, lo que conlleva un descenso de la rentabilidad”, explican desde la entidad.

Una vez asimilamos el impacto de la inflación tanto en el activo como en el pasivo del balance de situación, el equipo de GSAM Insurance Asset Management considera que el siguiente paso es adaptar la estrategia de inversión para intentar mitigar los efectos negativos de la subida de los precios, por ejemplo, mediante bonos vinculados a la inflación y swaps para cubrir el impacto a corto plazo de la inflación en los pasivos además de preservar el valor de los activos en términos reales.

“Más allá de esto, es importante analizar los efectos secundarios de la inflación en la cartera de activos que se derivan de la reacción del mercado a la inflación. Normalmente, cuando la inflación es elevada o se espera que lo sea, los tipos de interés sufrirán tensiones alcistas. Por tanto, las carteras tradicionales de renta fija de seguros sufrirán caídas. Las inversiones en activos a tipo variable o con estrategias de duración con cobertura reducirán esta exposición”, explican desde la firma americana.

A su entender, otra forma de cambiar la estrategia de inversión para combatir la inflación sería incluir los llamados ‘activos reales’ en la asignación de activos de la aseguradora. “Estos activos incluyen materias primas e inmuebles y, por sus perfiles de liquidez y volatilidad, no suelen contemplarse a la hora de componer las carteras de activos de este tipo de empresas”. En opinión de los expertos de la firma, "en el momento actual del ciclo económico, merece la pena evaluar el impacto de la inflación y mitigar de manera efectiva este riesgo".

Archivos adjuntos

Empresas

Lo más leído