Tags: ETF |

Cómo protegerse de un entorno volátil a través de los ETF


A juzgar por la respuesta de ayer de los mercados financieros, parece que el resultado de las elecciones griegas no ha sido un factor que vaya a servir para despejar las incertidumbres que se ciernen sobre la eurozona. Si bien algunos expertos consideran que el nuevo entorno disipa momentáneamente las dudas que existían sobre la continuidad del país en el euro, la inmensa mayoría se muestran convencidos de que las dificultades por las que atraviesa Europa son mucho más complejas y profundas.

Según publica Expansión, en el caso de que el inversor quiera protegerse de la volatilidad, existen fondos cotizados muy específicos que ayudan a protegerse ante un escenario de inestabilidad como el actual. Lyxor Asset Management, por ejemplo, tiene registrado en España un ETF que replica el comportamiento del S&P VIX Futures Enhanced Roll Index, índice que refleja el rendimiento de una exposición dinámica en contratos de futuros sobre el VIX cotizados en la Chicago Board Options Exchange.

Según Juan San Pío, responsable de Ventas Institucionales de ETF & Indexing para Iberia y Latinoamérica, “el S&P VIX Futures Enhanced Roll Index ha tenido el mejor rendimiento dentro de los distintos índices largos de volatilidad, resultando especialmente interesante para aquellos inversores que o bien quieran sacar provecho de la volatilidad o bien quieran proteger su cartera de renta variable frente a episodios de bruscas caídas del mercado”. Sin embargo, este tipo de estrategia no sería la única posible.

Iván Pascual, director de iShares Iberia, cree que “incorporar un ETF de dividendo ayuda a proteger la cartera contra la volatilidad. En mercados fluctuantes como los actuales, recibir una renta estable y periódica puede neutralizar el impacto que el nerviosismo del mercado pueda tener en el resto de la cartera. Estos fondos ofrecen menos riesgo manteniendo la exposición a renta variable, cuentan con mayor peso de sectores defensivos en cartera y han demostrado mejor comportamiento en épocas de volatilidad”.

En este sentido, BlackRock recomienda a sus clientes españoles dos ETF físicos: el iShares Euro Stoxx Select Dividend 30 y el iShares DJ Asia/Pacific Select Dividend 30. El primero ofrece exposición en los 30 valores que más dividendos pagan de la zona euro. El segundo fondo ofrece a los clientes un acceso líquido a dos temas clave en el actual contexto económico: acciones de alta rentabilidad por dividendo y exposición a mercados emergentes. Otra opción sería invertir en fondos que replican el comportamiento de sectores considerados tradicionalmente defensivos, como consumo o utilities. Algunos ejemplos serían el ETF MSCI World Utilities y el ETF MSCI World Consumer Staples, ambos de Lyxor.

Sea cual sea la estrategia adoptada, el objetivo es tratar de evitar en la medida de lo posible una volatilidad que, en opinión de los expertos, se mantendrá incrustada en el mercado hasta que Europa sea capaz de dar una solución clara y definitiva a la actual crisis de deuda y déficit que padece.

Empresas

Lo más leído