Cómo participar en la nueva revolución china a través de ETF


Desde el estallido de la crisis financiera, el cambio político y las reformas han ido ganando peso en las decisiones de los inversores. El ambicioso paquete de reformas que aprobó el Partido Comunista de China (PCCh) a finales de 2013 mantiene divididos a los expertos. Mientras que una porción del mercado opina que la segunda economía del mundo tiene enormes problemas por resolver –especialmente en el sistema financiero y el mercado inmobiliario-, otra parte considera que estas reformas, que pavimentarán el cambio de modelo económico de la segunda economía del mundo desde la exportación hacia el consumo, serán el catalizador de nuevas oportunidades.

Los proveedores internacionales de ETF que operan en España se inclinan por esta segunda postura, según publica Expansión. Russ Koesterich, estratega jefe global de BlackRock, afirma que no es momento para vender acciones chinas pese a los pobres resultados desde el arranque del año. “Aunque el mercado chino no está exento de riesgos en el corto plazo, todavía parece barato en comparación con los desarrollados, e incluso respecto a sus comparables emergentes”, señala. Koesterich indica que el índice MSCI China está cotizando a un valor en libros de 1,4 veces, lo que supone un 25% de descuento con respecto a su media histórica de cinco años (los parqués emergentes cotizan con un descuento medio del 16% respecto a la media histórica) y un 47% por debajo de la bolsa estadounidense. El estratega concluye que “la renta variable china parece atractivamente valorada y una buena jugada para generar valor en el largo plazo, especialmente en relación con los fundamentales del mercado”. 

Mejor índices generalistas

La propuesta de iShares para poder invertir de una forma eficiente, con liquidez, transparencia y costes competitivos en el mercado chino es a través del iShares China Large Cap UCITS ETF, que replica el índice  FTSE China 25, que a su vez ofrece exposición a 25 de los títulos chinos más líquidos que cotizan en la bolsa de Hong Kong. 

Lyxor AM cuenta con dos alternativas registradas en España para entrar en este mercado. La primera es el Lyxor UCITS ETF China Enterprise, que está disponible en euros, dólares y libras. Es el primer ETF que obtuvo la autorización para cotizar con acciones de clase H (cotizadas en la bolsa de Hong Kong) y actualmente es el ETF de China con mayor patrimonio. La segunda opción es el Lyxor UCITS ETF CSI 300 A-Share Enterprise, que representa al 55% de la bolsa china. “Las perspectivas son que índices como el MSCI Emerging Markets incluirán este tipo de acciones, por lo que la demanda por estos activos aumentaría significativamente en los próximos años”, explica Juan San Pío, responsable de ventas institucionales de Lyxor para Iberia. 

Las propuestas de DeAWM están en la línea de los anteriores, puesto que sus ETF replican respectivamente a los índices CSI 300, MSCI China y FTSE China 25. El especialista de la firma, César Muro, considera que el más idóneo es el db x-trackers Harvest CSI 300 Index UCITS ETF, “ya que permite tener exposición al mercado de acciones A denominado en renmimbis, que recoje las 300 acciones de mayor capitalización y más líquidas de las bolsas de Shangai y Shenzen”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído