¿Cómo obtener rentabilidad en el mercado de renta variable más eficiente del mundo?


Sin duda unas perspectivas más alentadoras para el crecimiento de la economía norteamericana y para la global indican una alta probabilidad de que las empresas norteamericanas aumenten sus beneficios, lo que debería ayudar a apuntalar los precios de la renta variable tras el fin del quantitative easing en Estados Unidos.  En efecto, en medio de un rally alimentado por la liquidez y de flujos a los de fondos de renta variable pasivos, la brecha de valoración entre los fundamentales de una empresa y su precio de cotización sigue siendo amplia. Como consecuencia, los inversores basados en fundamentales encuentran ahora más oportunidades que en el pasado.

En este escenario, a pesar de los últimos beneficios que hemos visto en las acciones norteamericanas, creemos que los niveles de valoración siguen siendo atractivos. Asimismo, conviene recordar que históricamente la fase de expansión del ciclo siempre ha sido favorable para la inversión basada en las valoraciones. 

A día de hoy, las acciones norteamericanas representan más del 50% del mercado de renta variable global desarrollado por capitalización de mercado, y por tanto forman parte de la asignación a renta variable de la mayoría de los inversores.  No obstante, los altos niveles de inversión, de liquidez y de cobertura de analistas  han creado lo que nosotros consideramos el mercado de renta variable más eficiente del mundo, lo que hace que sea más difícil para los inversores batirlo en el largo plazo.  Y es precisamente esta alta eficiencia del mercado la que ha llevado a algunos inversores a optar por un enfoque de inversión puramente pasivo para sus inversiones en este país. 

Frente a este tipo de productos, creemos que una opción interesante podría ser decantarse por una estrategia basada en un proceso sistemático bottom-up de selección de compañías con bajo riesgo activo. De esta forma, al evaluarse los parámetros financieros de las compañías línea por línea, es posible crear perspectivas fundamentales detalladas sobre el potencial de beneficios y sobre la valoración relativa de cada uno de las compañías del índice S&P 500 y aprovechar así pequeñas oportunidades de valoración.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído