Tags: Negocio |

Cómo mantener a raya la influencia de la beta en mercados difíciles (y II)


En un año difícil como está siendo 2018, y ante la perspectiva de que 2019 tampoco dé tregua a los inversores, gestionar la exposición al mercado cobra una especial relevancia. En este sentido, los participantes del desayuno temático organizado por Funds People y patrocinado por Algar Global Fund, fondo co-gestionado por Jean-Claude Felguera y Walter Scherk y asesorado por Juan Perea y por Beatriz Paredes, centrado en esta ocasión en la relación entre el alfa y la beta, destacan el uso de la liquidez como una de las posibles estrategias de cobertura (puede leer la primera parte de este artículo aquí). Aunque no es la única.

“Nuestros fondos de fondos de renta variable son fully invested, por lo que no tenemos el problema de la liquidez. Tenemos que gestionar la exposición y, con eficiencia, se pueden utilizar futuros para gestionar suscripciones y reembolsos e intentar mantenernos invertidos al 100%”, explica Marta Pérez Cogollos, Lead Research Analyst (Equities) de Santander Asset Management.

“En los fondos mixtos podemos hacer más cosas”, continúa. “En mi opinión, las gamas más interesantes son las que utilizan fondos de terceros porque ahí sí miramos más en detalle cómo gestiona ese tercero la exposición al mercado. En este sentido, nuestro equipo no intenta hacer el look-through de la cartera, que es muy complicado y que no tiene sentido si precisamente el objetivo es delegar la gestión. Pero sí hilamos fino en los sesgos de todas las posiciones, tanto de renta variable como de renta fija, para saber cuál es el sesgo que toma en total la cartera”.

desayuno_algar_1

Un aspecto que preocupa especialmente a Pérez Cogollos es que el mercado no solo se muestra mayoritariamente positivo en renta variable sino que, además, “esto tiene su eco en el consenso sobre el tipo de valores de renta variable que se han favorecido. Simplemente comparando los índices con todas sus carencias y debilidades, vemos que se ha abierto una brecha tremenda entre el crecimiento sostenido de las inversiones de tipo growth y value. Por ejemplo, en fondos growth de baja volatilidad hay gestores que tienen los mismos valores, por lo que nos preocupa que, en un momento dado, todo el mercado esté persiguiendo los mismos valores”, comenta la selectora.

Santiago Montero, responsable de multigestión en March Asset Management, también distingue entre fondos de inversión directa y fondos de terceros. “En los fondos de inversión directa, nuestra filosofía es muy clara: a largo plazo y con sesgo hacia compañías value. Es nuestra forma de gestionar: analizar las compañías, comprenderlas y ver la visibilidad de ese negocio más allá de lo que esté haciendo el mercado”.

desayuno_algar_3

“En los fondos de fondos, lo que primamos es la generación de alfa por parte de los gestores en los que invertimos. Por eso para nosotros es muy importante entender cómo gestionan”, señala Montero. “Dentro de nuestros fondos perfilados y para cada nivel de riesgo es importante entender cómo se comportan los distintos gestores de manera agregada y el efecto en la cartera global. Nosotros no vamos a decirle a cada uno de los gestores lo que tiene que hacer pero sí nos interesa ver ese conjunto e ir calibrando en cada momento los riesgos e inversiones que deseamos asumir”.

Francisco Blasco, responsable de renta variable y fondos de fondos en Imantia Capital, declara a su entidad “claros defensores del stock picking y la construcción de carteras bottom-up en renta variable”, una postura que puede traducirse en una dispersión sectorial muy grande con respecto a los índices que suelen modular “incrementando o reduciendo la posición a través de futuros. Solemos tener invertido el 100% del patrimonio en los valores con mayor potencial de revalorización a medio y largo plazo. Este riesgo lo vamos ajustando en función de nuestras perspectivas sectoriales y visión de mercado”.

desayuno_algar_2

Visiones contrapuestas

Otro aspecto que destaca Blasco es que intentan evitar las empresas de gran capitalización, “que son los valores más seguidos por los analistas y en los que, por tanto, están más descontados todos los acontecimientos. En este sentido, es menos frecuente encontrar oportunidades respecto a las empresas de pequeña o mediana capitalización”.

Una visión completamente opuesta a la de Jean-Claude Felguera, cogestor junto con Walter Scherk del fondo Algar Global Fund de Renta 4. “Nuestro énfasis está en la gestión del riesgo y pensamos que, en este entorno, las que menos sufren son las grandes compañías, que mantienen márgenes mucho más estables que las pequeñas. Por eso a lo largo del último año hemos ido reduciendo nuestro peso en small caps, para rebajar el riesgo. Aunque pensamos que el value está muy concentrado en estos valores, nuestra obsesión por el riesgo nos ha llevado a decantarnos por las large caps porque el nivel de sorpresas negativas en small caps puede ser enorme en un entorno como el actual”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído