Cómo invertir en un mercado lateral


Uno de los “temas candentes” actuales en el mundo de las inversiones es qué estrategia seguir (o en qué tipo de gestora invertir) en vista de un mercado con inestabilidad de precios o “hipopótamo”, es decir, un mercado que está hundido y estancado.  

¡A diferencia de los mercados alcistas y bajistas, que son más direccionales, el problema con un mercado con inestabilidad de precios es cómo identificarlo cuando en realidad ya estás dentro! Identificar un mercado con inestabilidad de precios requiere siempre observar el comportamiento reciente del mercado y notar que el índice ha estado cotizando entre dos puntos de datos ampliamente similares.

Y allí está el problema: solo puedes tener la certeza de que estás dentro (o que has estado) mirando atrás para ver de dónde vienes. Lo que no sabes es cuándo vas a salir de un mercado con inestabilidad de precios, lo que hace que determinar una estrategia de inversión basada en este tipo de mercados sea particularmente difícil. 

Curiosamente, al mirar atrás y ver los 24 años que han pasado desde el inicio del FTSE 100 Index, se observan muy pocas instancias de mercados con inestabilidad de precios (de hecho, de cualquier tipo de mercado lateral) durante un periodo prolongado.

Este debate actual sobre los mercados con inestabilidad de precios ha surgido hoy debido a la banda de fluctuación relativamente estrecha de los mercados durante la primera mitad de 2011. Por ejemplo, el FTSE 100 Index cerró 2010 con 5.899 y finalizó marzo con 5.999, un cambio de apenas el 1,7%. No obstante, fluctuó ampliamente entre los 5.800 y los 6.100 durante este periodo, en el que experimentó cierta volatilidad al incorporar la dramática caída y la recuperación a principios de marzo después del tsunami y la posterior crisis nuclear en Japón, cuando el índice cayó por debajo de los 5.600.

 Es dentro de este tipo de mercado volátil donde está la respuesta a cómo invertir en un mercado con inestabilidad de precios o “lateral”. Con la volatilidad aparecen las oportunidades. Incluso si los mercados pasan periodos cortos sin subidas ni bajadas, siempre habrá una gran cantidad de movimiento bursátil específico. Si observamos una vez más el FTSE 100 Index, durante los primeros cinco meses de este año, hubo una dispersión significativa entre los valores de mejor y peor rendimiento: ARM Holdings se disparó en un 35,2% mientras que Essar Energy se desplomó un 21,4%. Claramente, si esto incluyera al FTSE All Share Index, esta dispersión sería significativamente más amplia.

Es esta dispersión la que crea oportunidades para que los gestores de fondos añadan valor. Pero estas oportunidades no están limitadas a los periodos en los que los mercados no muestran demasiado movimiento. Están presentes todo el tiempo; solo se trata de encontrar gestores con talento que simplemente no reconocen (o restan importancia) a los mercados con inestabilidad de precios y que han desarrollado la capacidad y, lo que es más importante, la convicción para encontrar e invertir en valores direccionales más activos. 

Con esto en mente, realmente creo en la inversión en gestores que quieran adentrarse en la jungla y asumir un riesgo activo. En la mayoría de los casos, aferrarse a los índices de referencia es una fórmula para obtener un rendimiento bajo a largo plazo, particularmente después de tener en cuenta los gastos. Si miramos retrospectivamente a los grandes inversores de nuestros tiempos, no encontraremos a nadie cuyo único objetivo en la vida haya sido lograr el “índice + 1%”. 

Como dijo el legendario Sir John Templeton: “Si quieres obtener un mejor rendimiento que el resto, debes hacer cosas que te diferencien del resto”.  El “oráculo de Omaha”, Warren Buffett, concuerda y dice: “¿Por qué no invertir tus activos en las empresas que realmente te gustan? Como dijo Mae West: “Demasiado de algo bueno puede ser maravilloso”.  

Estos principios de buscar volatilidad y tener el coraje de aferrarse a sus convicciones para separar el trigo de la paja del mercado bursátil han sido adoptados por algunos de los gestores de fondos minoristas más exitosos de nuestros tiempos, tales como Anthony Bolton, Neil Woodford, Richard Buxton y Crispin Odey, quienes han desarrollado una trayectoria profesional increíblemente sólida.  Ellos pudieron obtener esta trayectoria gracias a haber adoptado un punto de vista opuesto y haber defendido sus convicciones. 

Dichas características no solo demuestran su valor en los mercados con inestabilidad de precios (mercados estancados), sino que también se aplican con la misma fuerza cuando imperan los mercados alcistas y bajistas. Por lo tanto, afrontar el desafío de obtener un rendimiento superior no solo es atractivo cuando los mercados bursátiles tienden a cotizar a valores estables, sino que son igualmente atractivos en condiciones de volatilidad. Es este instinto para seleccionar valores en todas las situaciones el que quiero que mis gestores muestren, independientemente de las condiciones del mercado. 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído