Cómo invertir con éxito en tan sólo el 1% del universo: claves del Aberdeen Global Japanese Equity


En un margen récord, a principios de año el dólar pasó de intercambiarse a 125 yenes a apreciarse hasta los 100 yenes, obligando al Banco de Japón a tomar medidas que incluían la aplicación de tipos negativos. El encarecimiento del yen también ha atraído la atención de los gestores de renta variable nipona: “El 30% de cotizadas del Topix perciben una parte importante de sus ingresos del exterior, por lo que existe una correlación muy alta entre sus beneficios y lo que haga el yen”, explica Keita Kubota, gestor del Aberdeen Global - Japanese Equity Fund , uno de los Fondos Consistentes de Funds People. 

Teniendo en cuenta que el cierre del año fiscal en Japón se hace en marzo, numerosos analistas esperan que durante la temporada de resultados haya sorpresas negativas como resultado del impacto de la divisa sobre las cuentas. Para neutralizar este efecto, el equipo gestor del fondo de Aberdeen divide a las empresas en dos categorías. Primero, las que producen sus bienes y servicios en Japón y después venden al exterior, es decir, que “sus costes están en yenes, y sus beneficios en otras divisas”, indica Kubota. Segundo, “las compañías que producen y venden localmente, por lo que ventas y costes están ligados por la misma divisa”. En el caso de las compañías de la primera categoría, el encarecimiento del yen habrá provocado que una fluctuación de los márgenes, comprimiéndolos. “Estas son las compañías que sorprenderán negativamente en la temporada de resultados”, explica el gestor.

El Aberdeen Global Japanese Equities prefiere invertir en las compañías donde el riesgo de divisa está neutralizado: “Evitamos riesgos significativos por efecto divisa, elegimos compañías que producen en el extranjero (aproximadamente un 45% de los ingresos de compañías en cartera vienen del extranjero) por lo que el coste de la producción no se verá afectado por el yen. Habrá reacciones negativas en los próximos meses en bolsa, por lo que prevemos que las compañías niponas publiquen unas previsiones basadas en el tipo de cambio más conservadoras para el año que viene”, apunta Kubota.

Cómo exprimir el 1%

Sin embargo, la distinción entre compañías con exposición al efecto divisa ni es única de Aberdeen, ni es tampoco el rasgo distintivo del Aberdeen Global Japanese Equities. La clave del fondo es que sólo invierte en 35 ideas de alta convicción a partir de un universo compuesto por 3.500 compañías. Es decir, que sólo se queda con el 1% de todas las opciones disponibles. Las diez primeras posiciones concentran más del 45% del total de la cartera.

“Somos bottom up, nos centramos en compañías que siempre lo hacen bien. Buscamos compañías con negocios sólidos y poder de fijación de precios: que tengan un buen producto, desarrollo tecnológico, que sus clientes sean fieles, tengan baja dependencia de la macro y que no cuenten con muchos competidores en su sector”, describe Kubota. También tratan de buscar ideas que se salgan de lo convencional. El gestor pone como ejemplo a Nabtesco: es una compañía a priori cíclica, pero que tiene capacidad para adaptarse a los cambios de entorno. Nabtesco es un fabricante de componentes de robots que provee a otras grandes empresas niponas: “La robótica se está extendiendo por EE.UU, Europa y Asia, pero en el último caso no es debido al aumento de los costes laborales, sino como respuesta al envejecimiento de la población”, ilustra Kubota.

Como resultado de la selección, el margen operativo medio de las compañías en cartera es del 19%, frente al 12% del índice de referencia. La valoración media puede ser algo superior a la del índice, algo que el  gestor justifica por el enfoque en negocios de alta calidad: “No nos importa pagar un poco más por nuestras compañías, porque son muy fuertes. Presentan una tasa de crecimiento elevada y generación de flujos de caja, y están poco apalancadas”. Es por ello que Kubota aclara que, si los inversores toman como referencia el ebitda (beneficio bruto), entonces “en realidad la cartera está un poco más barata que el índice”.

El otro ingrediente clave sí que es uno de los distintivos de Aberdeen, el enfoque largoplacista. “Tenemos uno de los porcentajes de rotación más bajos del mercado, en comparación con nuestros competidores”, afirma el gestor. Esto se debe la filosofía activista de Aberdeen: “Nos reunimos con los equipos directivos al menos dos veces al año para reforzar nuestro compromiso. Queremos conocer bien a las compañías, y cuando lo hacemos podemos llegar a tenerlas en cartera incluso más de diez años”. El conocimiento profundo de los modelos de negocio también es importante para evitar correlaciones no deseadas: “Para diversificar las fuentes de riesgo, es clave entender muy bien los fundamentales de cada compañía”.

Unas palabras sobre las Abenomics

Kubota insiste en que, con su enfoque, la cartera no busca explotar de forma directa la temática de la política de las tres flechas: “Somos muy conservadores. No queremos depender de la macro”. Es más, se muestra crítico con el éxito de las Abenomics: “La primera flecha es la reforma fiscal, y la segunda flecha es la acción del Banco de Japón. Sabemos que estas acciones tienen su límite y creemos que este límite está cerca. Si lo alcanzan, la economía deberá ser sostenida por la tercera flecha, pero los datos macro son débiles: el endeudamiento es muy elevado, la población está envejecida y además es muy difícil cambiar la mentalidad deflacionaria que se ha formado en los últimos 20 años”.

La única solución a ojos del gestor pasa por aplicar más reformas estructurales, aunque afirma que “no son fáciles de aplicar, porque hay mucha oposición”. En este sentido, recuerda que los nipones tienen una cita con las urnas en junio para elegir a sus representantes en la Cámara Alta de su Parlamento, y prevé algunos fuegos artificiales: “De cara a las elecciones, Abe intentará impulsar a la bolsa. Creemos que el Banco de Japón emprenderá algún tipo de acción, porque sus estímulos están muy correlacionados con la renta variable”. Kubota cree que lo más probable es que se anuncie una ampliación del programa de estímulos cuantitativos, probablemente mediante el incremento de adquisiciones de ETF.  

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído