Cómo hacer frente a una rotación sectorial en renta variable


Desde que arrancara el año, el concepto de ‘la gran rotación’ ocupa casi todos los análisis de las gestoras, sus recomendaciones y titulares de prensa. La realidad, no obstante, es que a día de hoy todavía no se ha visto ese movimiento masivo de renta fija a renta variable que tanto se espera desde comienzos de año. Lo que, según Manuel Arroyo, director de Estrategia para España y Portugal de J.P.Morgan AM, tarde o temprano se va a producir es una rotación en renta variable de sectores defensivos a cíclicos. La recuperación de la economía mundial sería el catalizador que alimentaría este movimiento, publica Expansión.

Para Arroyo, la reducción del programa de compras por parte de la Fed significa que la salud de la economía estadounidense es robusta. En Europa, los avances en la integración bancaria, el aplazamiento de los objetivos de déficit y la caída de la inflación son algunos de los aspectos que le hacen ser optimistas de cara al segundo semestre del año, periodo en el que, según sus previsiones, la economía europea podría salir de la recesión. El mismo optimismo lo traslada a Japón, donde la confianza empresarial se recupera. Si los indicadores macro fuesen en la línea positiva que estiman en J.P.Morgan AM, Arroyo considera que se podría dar un escenario propicio para la renta variable, en especial para aquellos sectores más vinculados al ciclo económico que se han quedado atrás en la subida registrada por el mercado durante los últimos años.

De acuerdo con los datos que la gestora facilita en su guía Market Insights, servicios públicos (45%), materiales de construcción (67%) y energía (69%) serían los sectores que menos habrían subido desde los mínimos tocados por el mercado el 9 de marzo de 2009. Consumo discrecional (195%), finanzas (154%) e industria (143%), los que más.

Los fondos cotizados son productos que permitirían al inversor español recoger la evolución de los principales índices sectoriales europeos. Lyxor, iShares y Deutsche Asset & Wealth Management disponen de una oferta muy amplia. Ciñéndose exclusivamente a los fondos vinculados a sectores europeos, los que deseen posicionarse en sectores que, como el energético, se han quedado atrás en el rally pueden elegir entre  ETF como el Lyxor ETF STOXX Europe 600 Oil & Gas, el iShares Stoxx Europe 600 Oil & Gas o el db x-trackers Stoxx Europe 600 Oil & Gas UCITS ETF. Los que, por el contrario, consideren que a los sectores defensivos europeos aún les queda recorrido pueden ganar exposición a través de ETF como el iShares Stoxx Europe 600 Health Care, el Lyxor ETF STOXX Europe 600 Telecommunications o el db x-trackers Stoxx Europe 600 Food & Beverage UCITS ETF. Las tres entidades disponen de productos que replican cada sector.

En el caso de Lyxor, la firma también tiene registrados en España distintos fondos cotizados que permiten al inversor recoger el comportamiento de los principales índices sectoriales de Estados Unidos. Deutsche Asset & Wealth Management, por su parte, complementa su gama con productos que permiten al inversor adoptar posiciones cortas en los sectores europeos e incluso recoger la evolución de índices sectoriales a nivel mundial. Al ser productos que cotizan como una acción, la amplia gama que las entidades han traído al mercado español permite a los inversores adoptar posiciones tácticas en sectores específicos de la economía europea, siguiendo los ciclos económicos y rotando entre defensivos y cíclicos.

Empresas

Noticias relacionadas