¿Cómo hace frente Bestinver a la ola de reembolsos sin castigar la liquidez de sus productos?


En sólo siete jornadas, los fondos de Bestinver con algún componente de renta variable en cartera han sufrido reembolsos por valor de 1.321 millones de euros (esta cifra no incluye las entradas del Bestinver Renta, al tratarse de un producto exclusivo de renta fija).

¿Cómo puede hacer frente una gestora a este fuerte flujo de reembolsos en poco más de una semana y mantener intacta su liquidez? La cuestión parecería incluso más difícil de responder si hablamos de una entidad que se ha caracterizado en las dos últimas décadas por tomar paquetes significativos de compañías de tamaño medio y pequeño. 

Mensaje de tranquilidad

Viendo las comunicaciones que está enviando la gestora a sus clientes en las dos últimas semanas, donde destaca que ha mantenido e incluso mejorado la liquidez en sus carteras, parecería que ha logrado la cuadratura del círculo. El mensaje que está transmitiendo Bestinver a los inversores es de tranquilidad. Fuentes cercanas a la entidad apuntan a que en todo momento y a pesar de los reembolsos, los porcentajes de liquidez en las carteras de sus fondos han sufrido pocas variaciones. Es más, en sus fondos más reconocidos (Bestinver Bolsa, Bestinfond y Bestinver Internacional) ésta ha subido entre uno y dos puntos porcentuales respecto al lunes previo a conocerse la salida de Paramés.

Respecto a la bajada del valor liquidativo que han experimentado sus principales fondos, desde Bestinver explican que se debe principalmente a la evolución de ciertas posiciones, como es el caso de Tesco o Hyundai, con retrocesos importantes en su cotización en los últimos días. Y en ningún caso lo achacan a problemas en la venta de posiciones poco líquidas para hacer frente a los reembolsos.

El legado de Paramés

¿Cómo han logrado entonces hacer frente a reembolsos de más de 1.300 millones de euros sin castigar la liquidez de sus carteras ni vender a saldo las participaciones menos líquidas? Para dar respuesta a esta pregunta hay que mirar el legado de Francisco García Paramés. En las diferentes entrevistas que Paramés concedió a Funds People siempre reconoció que contaba con valores en cartera con una liquidez limitada. Incluso, en algunos momentos poseían compañías españolas que cotizaban en el mercado de corros y que, teniendo en cuenta su negociación diaria, podrían tardarse en vender más de 200 días.

García Paramés lo tenía todo bien estudiado. En este sentido, destacaba los contactos que tenía con grandes inversores institucionales y con las propias compañías para hacerse con estos paquetes en caso de que la gestora se viera necesitada a realizar un elevado volumen de reembolsos. En el primer caso, hay grandes inversores institucionales con interés en entrar en las compañías en cartera de Bestinver. En el segundo caso, las propias compañías pueden estar interesadas en hacerse con estos paquetes para proteger la cotización en bolsa.  

Compras para autocartera

En los últimos días se ha visto como algunas compañías presentes en la cartera de los productos de Bestinver se han hecho con paquetes hasta ahora en manos de estos fondos. Así, ya son dos las cotizadas que, mediante hecho relevante en la Comision Nacional del Mercado de Valores (CNMV), han anunciado una adquisición derivativa de acciones para autocartera. Esto consiste en una compra de un paquete de acciones de posiciones que tenía Bestinver en estas compañías, Miquel y Costas e Iberpapel Gestión.

Estas operaciones dotan a la gestora del grupo Acciona de una mayor liquidez para hacer frente al elevado volumen de reembolsos sufrido en la última semana y media, a consecuencia de la salida de su ex director de Inversiones, Francisco García Paramés. Labor que están llevando a cabo Álvaro Guzmán y Fernando Bernad, al no haberse incorporado aún Beltrán de la Lastra, quien va a liderar esta nueva etapa de la firma. 

La primera de ellas en notificarlo fue Miquel y Costas, señalando que había adquirido del Grupo Bestinver 400.000 acciones propias, que suponen un 3,21% del capital social, a un precio unitario de 25,00 euros, por el procedimiento de "operación en bloque". Según el hecho relevante, la finalidad de la citada operación es “aumentar la autocartera en lo que representa una oportunidad excepcional para la adquisición de una cantidad relevante de acciones”.

Por su parte, Iberpapel Gestión indicaba un día mas tarde que procedía a comprar para la autocartera hasta 562.367 acciones, lo que representa el 5% del capital social. En este mismo documento apuntaban que el precio de la adquisición de las referidas acciones había sido de 12,11 euros por acción, “precio inferior a la posición de venta más baja en el mercado en ese momento que era de 12,20 euros la acción”.

En ambos casos, son precios cercanos a los de mercado que no le han supuesto a Bestinver la venta a bajo precio de sus posiciones en cartera.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído