Cómo ha cambiado el tipo de inversor latinoamericano


En América Latina durante muchos años solo invertían en los mercados de capitales los “Ricos” o inversionistas denominados HIGH NETWORTH (+ de US$ 1.000.000,00). El crecimiento de la clase media en Latino América, los cambios en las leyes de Seguridad Social con la presencia de administradoras privadas de fondos de pensión, el advenimiento de internet y la mejoría en las telecomunicaciones, le han dado acceso a miles de personas a estos mercados. Hoy en día un inversionista con menos de US$ 50.000,00 tiene acceso a los mismos productos y servicios de inversión que uno de $ 1MM.

En nuestra experiencia, la inmensa mayoría de los inversionistas de América Latina se autodefinen como “conservadores” que buscan “protección de su capital” e inversiones a corto plazo. Esto es motivado por el hecho de que el riego lo vive diariamente en sus países de origen y en principio quieren que los fondos que “sacan” de sus países sean invertidos en productos seguros. En la práctica suelen contradecirse tomando riesgos más agresivos y de largo plazo.

En general los inversionistas Latinoamericanos no son sofisticados y tienden a invertir en productos sencillos como acciones comunes, bonos y fondos mutuales. El aumento en los precios de las acciones y los bonos (antes de la caída de los mercados en el 2008) y las bajas tasas de interés, motivaron a algunos de estos inversionistas no sofisticados a invertir en productos estructurados que ofrecían “protección de capital” y mayores rendimientos a corto y mediano plazo. La caída de los mercados en el 2008 unida a la debacle de las instituciones financieras a nivel mundial (que “garantizaban” el capital en algunos de estos productos) ha forzado un retiro de los inversionistas de los mercados de capitales llevándolos nuevamente a su estilo conservador y de corto plazo. En la actualidad se mantienen invertidos en money market y/o Certificados de Depósito con garantía de FDIC.

Lo más leído