Cómo ha afectado el COVID-19 a la riqueza mundial


Credit Suisse ha publicado una nueva edición de su Global Wealth Report en el que analiza la evolución de la riqueza mundial en términos anuales. Si bien éste es un informe anual y los datos se corresponden al año 2019, en esta edición han decidido incluir información sobre cómo ha variado esa riqueza en los primeros meses de año a consecuencia de la irrupción del coronavirus en nuestras vidas.

Según sus datos, el inicio de la pandemia se tradujo en una disminución de 17,5 billones dólares en la riqueza de las familias entre enero y marzo, un 4,4%. Sin embargo, el repunte de los mercados de valores visto a partir del segundo trimestre del año al calor de las medidas extraordinarias anunciadas por bancos centrales y gobiernos, lleva a los autores del informes a ser meramente optimistas con respecto al impacto que se puede producir en el conjunto del año 2020.  Sin la pandemia, la mejor estimación de la riqueza mundial por adulto habría aumentado de 77.309 dólares a principios de año a 78 376 dólares a finales de junio de 2020 pero la pandemia ha provocado que la riqueza media se reduzca hasta 76.984 dólares, lo que en términos porcentuales implica una caída del 0,4%.

No obstante, desde el banco prevén que la crisis del COVID-19 sí impacte en los niveles de crecimiento de la riqueza mundial más allá de 2020, en concreto para los próximos dos años como mínimo.

Captura_de_pantalla_2020-10-22_a_las_11

Por regiones, la más afectada fue Latinoamérica, donde las devaluaciones de las monedas reforzaron las reducciones del Producto Interior Bruto (PIB), lo que dio lugar a un descenso del 12,8% en la riqueza total en dólares estadounidenses. La pandemia erradicó el crecimiento esperado en América del Norte y causó pérdidas en todas las demás regiones, excepto en China y la India.

“Hasta la fecha, el impacto de la pandemia en la riqueza de las familias ha sido mínimo. Sin embargo, un menor crecimiento económico temporal, junto con cambios en el comportamiento de las empresas y los consumidores, puede derivar en una pérdida de producción, instalaciones innecesarias y cambios sectoriales que podrían obstaculizar la acumulación de riqueza de las familias durante algún tiempo. Estas perturbaciones de la economía mundial nos llevan a creer que el crecimiento de la riqueza de las familias, en el mejor de los casos, se recuperará lentamente de la pandemia a lo largo de 2021. La situación dentro de los países está cambiando rápidamente y con toda seguridad se producirán más sorpresas. Entre las principales economías, es probable que China sea la clara ganadora”, afirma Nannette Hechler-Fayd’herbe, Chief Investment Officer International Wealth Management y Global Head of Economics & Research de Credit Suisse.

Si los datos han sido de momento moderados se debe a que las familias a nivel mundial afrontaron la crisis del coronavirus con una buena situación heredada de 2019.  Así, el año pasado el número de millonarios se disparó en 2019 a 51,9 millones de millonarios en todo el mundo. En el vértice de la pirámide de la riqueza, el informe estima que a principios de este año había 175. 690 adultos de muy alto poder adquisitivo (UHNW) en el mundo, con un patrimonio neto superior a los 50 millones de dólares. La cantidad total de adultos UHNW aumentó en 16.760 (11%) en 2019, pero se perdieron 120 miembros durante el primer semestre de 2020, situando el aumento neto de personas UHNW en 16.640 desde el comienzo de 2019.

El informe completo se puede consultar desde aquí

Lo más leído