Cómo gestionar un fondo de bolsa española buscando el beneficio exterior


Las perspectivas del mercado cambian de la noche a la mañana en un entorno volátil, pero José Ramón Contreras Moreno, director de renta variable España de Santander AM y gestor de unos 150 millones de euros a través del fondo Santander Acciones Españolas, se mantiene fiel a su filosofía, basada en la confianza en la recuperación económica. “No podemos esperar una recuperación lineal y sin altibajos, pero ésta llegará”, asegura, una convicción que condiciona las decisiones de la cartera desde el punto de vista del stock picking

Las perspectivas del mercado cambian de la noche a la mañana en un entorno volátil, pero José Ramón Contreras Moreno, director de renta variable España de Santander AM y gestor de unos 150 millones de euros a través del fondo Santander Acciones Españolas, se mantiene fiel a su filosofía, basada en la confianza en la recuperación económica. “No podemos esperar una recuperación lineal y sin altibajos, pero ésta llegará”, asegura, una convicción que condiciona las decisiones de la cartera desde el punto de vista del stock picking. De hecho, la idea de que España retomará la senda del crecimiento más tarde que otros países obliga a buscar compañías con gran parte del negocio expuesto al mercado internacional, la principal clave a la hora de seleccionar la treintena de valores que componen su portfolio, que la mayoría de las veces se encuentra completamente invertido. “La recuperación será más rápida en EEUU y Europa, en comparación con España, un mercado con el que se está haciendo mucha sangre”, explica el gestor. Por eso, ve la necesidad de compensar esta situación y reducir el riesgo apostando por empresas con sesgo foráneo cuyo negocio esté diversificado en distintos lugares y fuentes de ingresos. La mitad del beneficio de las empresas cotizadas españolas se crea fuera de España y el conjunto de las compañías en la cartera de este fondo elevan es cifra al 60%. La otra seña de identidad de su gestión es el sesgo hacia grandes compañías, ya que su índice de referencia es el Ibex, si bien reconoce que entre el 6% y el 12% de su cartera está compuesto por mid y small caps, principalmente con perfil cíclico. Con todo, Contreras Moreno asegura que más que el tamaño, lo relevante son las perspectivas de la empresas, ya que existen firmas más pequeñas con potencial en las que el mercado no se atreve a entrar simplemente por miedo. “La gran fuente de valor de un fondo viene de la selección de valores y no tanto de que las decisiones sobre la tendencia de mercado sean o no acertadas; por eso no me gusta el market timing, a menos que la tendencia sea muy clara”, afirma, haciendo gala de la fidelidad a un estilo que mantiene en 2010 y que el pasado año le valió el reconocimiento de Citywire, al figurar en su ránking como quinto gestor más rentable en 2009 en la categoría de bolsa española, con retornos cercanos al 38%. “Este negocio es muy volátil; a veces se está arriba y otras veces abajo y lo importante es intentar hacer bien tu trabajo”, asegura. Sin embargo, el mantenimiento de su filosofía no impide que José Ramón Contreras Moreno se adapte a las circunstancias si hay cambios bruscos. “Dentro de los sectores defensivos, ahora nos gustan las telecomunicaciones más que las utilities, mientras infraponderamos los bancos, pero si la situación se torna más negativa seremos más cautos en la selección y podríamos dar más peso a las firmas energéticas”, afirma. El experto confiesa que le gusta estar muy cerca de las compañías en las que invierte, visitarlas con frecuencia y seguir su evolución, una actitud que considera imprescindible para poder hacer sus apuestas de inversión.

Profesionales

Lo más leído