¿Cómo explicar la subida del 50% de Asia en tres meses?


Las bolsas asiáticas acumulan desde marzo una revalorización superior al 50% en tres meses. ¿Qué ha cambiado para que se produzca una subida de este tipo? Para los gestores de Invesco del mercado asiático, junto al menor número de datos económicos negativos que están apareciendo en las últimas semanas, el factor clave está siendo el elevado volumen de liquidez que manejan muchos inversores.

En su opinión, los inversores están ignorando los fundamentales y tomando exposición al mercado asiático de forma indiscriminada. Los valores ciclicos, como las tecnologías de la información o el consumo que ganan un 50%,han superado a los defensivos. Las pequeñas empresas han batido a las grandes. Un mayor apetito por el riesgo que también se ve en las divisas: el yen, tradicional refugio y beneficiado por el carry trade inverso, cae un 5%, mientras que el dólar australiano sube un 14,8%.

Este giro de 360º en el apetito por el riesgo se ve además estimulado por las escasas rentabilidades que ofrecen los activos de renta fija en muchos países. "Después de que los inversores aparcaran su dinero en activos seguros en la segunda mitad de 2008, lo que llevó a nuevos máximos los activos en mercados monetarios de EEUU y Europa, no sorprende ver a los inversores recolocando su dinero en activos asiáticos, en un momento en que el crecimiento en los mercados desarrollados parece haberse parado", explican. Con el consenso de mercado apuntando a que el crecimiento global vendrá de Asia, muchos expertos sugieren que las bolsas asiáticas deberían tener un peso mayor en los índices si se miden como porcentaje sobre el PIB.

En lo que llevamos de 2009, los flujos de dinero a las bolsas asiáticas evidencian el interés de los inversores en aprovechar el crecimiento a largo plazo de China y de India. En el último trimestre los gestores de Invesco están sobreponderando India e Indonesia, mientras infraponderan Taiwan y Singapur. De cara a la segunda parte del año, creen que el mejor comportamiento de las bolsas asiáticas frente a las desarrolladas se mantendrá a corto plazo gracias a la elevada liquidez de los inversores y los flujos de dinero existentes.