¿Cómo están reaccionando los gestores de renta variable europea a la caída del mercado?


Comprensiblemente, los inversores se preguntan qué es lo que está motivando la volatilidad reciente de los mercados globales y si representa el principio de una tendencia bajista. El S&P 500 ya ha cedido más de un 7% desde sus máximos históricos alcanzados hace un mes, la mayor caída que ha experimentado este año. Al mismo tiempo, la tir del 10 años americano ha estado alrededor del 2%, un nivel que no había alcanzado desde que la Fed empezó a hablar de políticas restrictivas a mediados de 2013. Este mismo sentimiento ha contagiado a otros mercados globales, con el índice europeo Stoxx 600, que la semana pasada sufría una importante corrección que recordaba a los peores momentos de la crisis de la eurozona, lo cual vino acompañado de un significativo repunte de la volatilidad.

Según Stephanie Flanders, estratega jefa de mercados para Europa de J.P.Morgan AM, lo más importante para los inversores es poner en perspectiva este brote de volatilidad. “Entre abril y julio no vimos ni un solo día una oscilación mayor de +/-1% sobre la rentabilidad del S&P 500”. Aunque en comparación con esos niveles tan bajos, los movimientos de mercado de los últimos días pueden resultar pasmosos, la experta cree que, puestos en un contexto temporal más largo, estas oscilaciones resultan habituales durante periodos cortos de tiempo. “Incluso en tendencias alcistas, no es infrecuente ver descensos del 1% o el 2% varias veces en el transcurso de un mismo mes. Caídas de entre el 5% y el 10%, como las vistas recientemente, ocurren entre una vez al trimestre y una vez al año. La corrección actual no es en sí misma una razón para sobrerreaccionar ni alarmarse”.

Motivos para la preocupación no han faltado en Europa. Conflictos geopolíticos, unos datos macro que han hecho pensar a un enfriamiento económico, el temor a la deflación o la crisis del ébola son factores que han pesado en el sentimiento de los inversores. Son muchos los expertos que reconocen que la renta variable europea ha perdido momentum, aunque la mayoría de ellos cree que los factores que están lastrando la actividad económica y frenando la tendencia alcista de su mercado son temporales. Pero… ¿cómo están reaccionando los gestores de renta variable europea a la volatilidad del mercado? Funds People se lo ha preguntado a profesionales de primera fila al mando de productos internacionales muy conocidos en el mercado español.

Las estrategias que han seguido los gestores

La mayoría de los gestores que han respondido a nuestra solicitud han aprovechado la corrección del mercado para reforzar sus posiciones en algunas de sus convicciones. Otros han preferido no tocar la cartera. A algunos les preocupa la reciente evolución mostrada por el mercado. Uno de ellos es Tim Stevenson, gestor del Henderson Horizon Pan European Equity, quien considera que los recientes flujos de salida apreciados en el mercado europeo (fundamentalmente ETF y hedge funds) sugieren que el sentimiento hacia Europa se ha menoscavado. “Nos preocupan las perspectivas para la bolsa europea a corto plazo”. Sin embargo, el gestor considera que la reciente debilidad del mercado representa una oportunidad para añadir acciones a la cartera de compañías de calidad. “Tras la corrección, estamos encontrando varias de estas empresas cotizando a precios muy atractivos. En contraste con las tendencias en otras partes del mundo, las revisiones de beneficios es probable que sean más favorables debido a la debilidad del euro”.

Quien también está aprovechando la corrección del mercado para salir de compras es Nicolas Walewski, responsable del Alken European Opportunities. El reputado gestor, que la semana pasada reabría este fondo a nuevos inversores, no tiene ninguna duda de que “es en este momento cuando se encuentran oportunidades a buen precio, compañías sólidas bien gestionadas que se ven lastradas por el mercado. Estamos aprovechando la corrección para comprar algunos valores que cuentan con una valoración más atractiva tras la caída, algunos de ellos defensivos -como Carrefour, Legrand o Inditex- u otros que nos parece están sobrevendidos, como Wirecard, Sports Direct o Renault”, revela.

Britta Weidenbach es otra de las gestoras que ha realizado movimientos en su cartera, aunque ella lo hizo antes de la corrección. La directora de valores europeos de alta capitalización de Deutsche Asset & Wealth Management y gestora del Deutsche Invest Top Euroland, nombrada el año pasado como una de los 40 profesionales con menos de 40 años más influyentes en la industria de fondos, redujo posiciones en valores cíclicos, concretamente en compañías vinculadas al sector tecnológico. “Ahora estamos esperando a que los flujos se estabilicen, ya que durante las últimas semanas ha salido dinero de renta variable europea. Una vez suceda esto, nos centraremos en comprar compañías en las que veamos unos fundamentales convincentes”, afirma Weidenbach. Lo hará de manera selectiva, dando pequeños pasos elevando el peso en valores del sector financiero, sobre el que se muestra muy optimista.

La estrategia que ha seguido Max Anderl, gestor del UBS (Lux) Equity SICAV - European Opportunity Unconstrained durante el sell off vivido la semana pasada es algo distinta, ya que en su caso apenas ha tocado la cartera. “Las ventas registradas el pasado miércoles fueron masivas e indiscriminadas. Hubo poca diferenciación entre valores, lo que normalmente significa ventas motivadas por el pánico. El jueves, jornada en la que el mercado también corrigió, se produjo una mayor distinción, existiendo además actividad de compra. Nosotros no hemos hecho ajustes en la cartera. La temporada de presentación de resultados está a punto de comenzar y la atención volverá a concentrarse en los fundamentales de cada compañía”, indica el gestor.

Los resultados que está obteniendo Anderl con su fondo son muy significativos. En lo que va de año, el UBS (Lux) Equity SICAV - European Opportunity Unconstrained acumula una rentabilidad del 11%, 10 puntos por encima del índice, lo que sitúa a este producto como el mejor de su categoría, según el ranking de Morningstar, siendo primer decil en 2014 y también 2013. La estrategia del gestor durante este tiempo ha pasado por favorecer compañías del sector sanitario, tecnológico y financiero, infraponderando al mismo tiempo industriales, empresas de materiales y energéticas. “Nuestras grandes apuestas son las compañías con valoraciones atractivas y fuertes franquicias, así como aquellas que tienen la capacidad de pagar un dividendo sostenible y velar por los intereses de los accionistas”, explica.

La estrategia del fondo de UBS Global AM también pasa por construir posiciones cortas en aquellos valores que consideran cotizan por encima de su nivel. Es la misma filosofía que sigue Michael Barakos en el JPM Europe Equity Plus. Ambos son dos fondos con cinco estrellas Morningstar, si bien el primero cuenta con una cartera de 167 valores y el segundo de 222. En el caso del fondo de J.P.Morgan AM, el producto ha logrado posicionarse en el primer decil por rentabilidad durante los últimos seis años (2014 incluido). Entre los cambios más importantes que ha adoptado Barakos en la cartera durante la última semana destaca el hecho de que, a pesar de haber seguido manteniendo una exposición neta al mercado del 100%, ha reducido la exposición bruta de la pata larga al 121% y de la corta al 21%, frente al 130% y 30% anterior.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído