¿Cómo están moviendo la cartera los gestores del Pioneer Strategic Income?


Los inversores llevan meses preparándose para una subida de tipos por parte de la Reserva Federal. El consenso del mercado de estar cortos en duración no ha sido el acertado, a pesar de esta supuesta e inminente subida de las tasas. ¿Qué está ocurriendo? Según Kenneth Taubes (en la imagen) y Andy Feltus, gestores del Pioneer Funds –Strategic Income, el mercado está descontando una subida de tipos más gradual que los propios miembros de la Fed. También debemos destacar el papel jugado por bancos centrales asiáticos (especialmente el Banco Central de China), que han frenado la apreciación de sus divisas, utilizando sus reservas para comprar dólar y, consecuentemente, invertir en deuda del Tesoro americano manteniendo así las rentabilidades a niveles relativamente bajas y estables.

¿Cuál es la estrategia que están siguiendo los responsables en este entorno? El Pioneer Funds – Strategic Income es un fondo de renta fija flexible con sesgo a Estados Unidos y con flexibilidad para poder moverse por los distintos segmentos del mercado de renta fija, lo cual le permite posicionarse de la manera que consideren más adecuada para afrontar cualquier entorno de mercado. Su objetivo es proporcionar rentabilidades superiores a los fondos de renta fija tradicionales manteniendo una volatilidad reducida, a través de una inversión diversificada entre diversas clases de activos de renta fija con menores correlaciones. El equipo gestor está liderado por Ken Taubes, quien además es Kenneth Taubes, director de inversiones en EE.UU. de Pioneer Investments.

Taubes, que lleva más de 11 años al frente del Pioneer Funds – Strategic Income, fondo que ha batido a su índice de referencia –el Barclays U.S. Universal Index- en todos los entornos de mercado y cuya versión luxemburguesa celebra su décimo aniversario. Taubes tiene experiencia a la hora de gestionar periodos de subidas de tipos. Desde junio de 2004 hasta junio de 2006, la Reserva Federal subió los tipos de interés desde el 1% hasta el 5,25% en 17 ocasiones. Con el fondo (clase A de acumulación en dólares) generó una rentabilidad anualizada del 6,41% frente al bono de Tesoro americano a cinco años, que obtuvo un 0,91%, y el índice Barclays U.S. Aggregate Index, que generó una rentabilidad del 3,51%.

¿Qué mecanismos ha puesto en marcha el equipo gestor para adecuar la cartera al actual entorno de mercado? La cartera está posicionada de manera conservadora esperando una subida de tipos, con una duración dos años por debajo del Barclays U.S. Universal Index (3,65 años del fondo frente a 5,5 años del índice) y con una rentabilidad a vencimiento cercana al 4%. Actualmente, su exposición a bonos del Tesoro americano, activo con alto riesgo de tipos de interés, es muy inferior a su índice. Destaca, por ejemplo, la estrategia ‘barbell’ implementada en la cartera -con una infraponderación en el tramo de 2 a 5 años de la curva que tiende a sufrir más por un endurecimiento monetario y una posición neutral a 30 años- o la exposición a bonos flotantes (posiciona el 10% a ABS privados, HELs y bonos ligados a eventos).

En lo que va de año, el equipo ha reducido progresivamente el riesgo de la cartera. En concreto, rebajó la exposición a high yield americano y a deuda de alto rendimiento emergente. Aunque siguen creyendo que la deuda corporativa ofrece un valor modesto, tras la subida de las tires y el ensanchamiento de los spreads vividos recientemente en el mercado de deuda corporativa, ahora se muestran más constructivos, sobre todo en lo que respecta al high yield. “Los activos de renta fija corporativa resultan ahora más atractivos de lo que lo eran durante los últimos meses, pudiendo ser más oportunistas en deuda de alto rendimiento. A pesar de que los spreads se encuentran por debajo de su media, los fundamentales siguen siendo sólidos y el ratio de default permanece contenido en niveles bajos”.

A nivel sectorial, la estrategia que mantiene el gestor pasa por mantener una sobreponderación a Estados Unidos frente a Europa. “Esto se debe a una visión más optimista sobre la economía americana y el sector financiero estadounidense”. Por otro lado, en el equipo también han recortado su exposición a convertibles por un motivo de valoración, ya que –según explican- en los niveles actuales, este activo se comporta de forma similar que la renta variable (descuenta un 85%-90% de las caídas).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído