¿Cómo está capeando Klaus Kaldemorgen el 2016?


El Deutsche Concept Kaldemorgen es uno de los 19 productos con el triple sello Funds People: Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistentes. Se trata de un fondo de Deutsche AM con filosofía total return que sigue una estrategia global macro, habilitado para poder invertir en todas las clases de activos y regiones del mundo sin restricciones de ningún tipo, pero con una volatilidad anual que esté en un rango de entre el 5% y el 8%. Su gestor, Klaus Kaldemorgen, busca maximizar la rentabilidad ajustada al riesgo a lo largo de un ciclo de mercado controlando el riesgo, con un drawdown que no debe superar el 10% en un año natural. Desde enero, el fondo ha generado una rentabilidad del 3,4%. Durante este año, Kaldemorgen se está mostrando muy activo, sobre todo a la hora de mover la exposición neta del fondo al mercado de renta variable y también en su estrategia de renta fija.

Empezando por el primer punto, los mercados de renta variable arrancaron 2016 en negativo. De hecho, fue el peor inicio de año desde 2009. Durante esta corrección, el gestor recortó significativamente la exposición neta a las acciones, al pasar del 39% al 21%. El objetivo de Kaldemorgen entonces era reducir su exposición al riesgo. Durante los meses siguientes el gestor se movió bien y fue capaz de participar en un mayor grado de la recuperación del mercado al elevar su exposición neta al mercado de acciones hasta el entorno del 30%. Llegó mayo y con él el Brexit, algo que no afectó a la cartera, al menos en lo que respecta al hundimiento de la libra, la cual había cubierto anticipando un posible no del pueblo británico a Europa. Nuevamente, el fondo fue capaz de participar en la recuperación posterior de los mercados tras la decisión de los británicos de abandonar la UE y, a finales de septiembre, la exposición neta a renta variable volvía a aumentar, alcanzando prácticamente el 40%.

Con respecto a la renta fija, desde finales de 2015 Kaldemorgen ha venido manteniendo una visión mucho más constructiva en el mercado de crédito. En este sentido, el gestor ha mostrado un mayor interés por esta clase de activo, elevando su exposición a renta fija corporativa, especialmente al high yield, al entender que se trata de un segmento de mercado que se ha vuelto más atractivo por la rentabilidad que ofrece ajustada al riesgo. Hace exactamente un año, en octubre de 2015, la exposición del fondo a deuda corporativa era del 12%, un porcentaje que fue incrementando hasta el entorno del 30%, nivel sobre el que se ha mantenido más o menos estable. Este movimiento le salió bien, teniendo en cuenta que la renta fija corporativa ha sido una de las clases de activo que más han contribuido a la rentabilidad de la estrategia en lo que va de año. El aumento de la exposición a crédito lo hizo a costa de recortar su exposición a la deuda pública, cuyo peso en la cartera lo ha ido reduciendo hasta el 13,5% actual.

Por último está el oro, uno de los activos que Kaldemorgen suele tener en la cartera. A partir de junio, el gestor empezó a mostrar una visión más constructiva sobre la materia prima, elevando su posición hasta el 5% que ocupa actualmente en el fondo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído