Cómo está aprovechando el Invesco Pan European Equity las oportunidades generadas por la volatilidad en renta variable


La renta variable europea viene de sufrir altas dosis de volatilidad en 2016. Un año en el que han quedado para la historia las preocupaciones en torno a problemas nuevos, principalmente el entorno político, y otros problemas viejos, a saber: el crecimiento, el sistema bancario, la deflación y la trayectoria de los beneficios empresariales. No obstante, el equipo gestor del Invesco Pan European Equity (calificado como Blockbuster Funds People) indica que “como frecuentemente sucede con esta clase de activo, las percepciones del mercado pueden estar desincronizadas con la realidad”.

Se refieren concretamente a la vieja filosofía de buscar oportunidades en momentos de crisis: “Cuando las complicaciones en el continente generan el tipo de flujos de salida como los que hemos visto en 2016, pueden aparecer oportunidades significativas para los inversores que invierten con un horizonte a largo plazo y que no se ven influenciados por el ruido del mercado a corto plazo”.

John Surplice y Martin Walker, gestores de este fondo de Invesco, se declaran “muy positivos con la renta variable europea en 2017”. Son varias las razones en las que apoyan su postura, partiendo de que “las expectativas de crecimiento económico han demostrado ser muy resistentes a las turbulencias macroeconómicas globales de 2016, por lo que nuestro escenario central es el de un crecimiento modesto pero respetable en 2017”. Además, creen que ayudarán a sostener este crecimiento un ramillete de elementos macro: “La política monetaria acomodaticia, un sistema financiero que funciona (¡al fin!), la caída del desempleo y las primeras señales de una aceleración de los precios de consumo ayudarán a ello”.

Respecto al impacto del riesgo político sobre la renta variable paneuropea - con grandes votaciones en Holanda, Francia, Alemania y, posiblemente, Italia-, Surplice Walker indican que “la preocupación por estos acontecimientos está elevando la primas de la renta variable europea a niveles elevados comparados con las medias históricas y con respecto a otras clases de activos”. Por tanto, vuelven a ver este contexto como una potencial fuente de oportunidades, “ya que las cotizaciones actuales ya descuentan una gran cantidad de riesgo”.

Posicionamiento de la cartera

Una vez más, la principal fuente de rentabilidad del fondo en el cierre de 2016 ha sido gracias a la selección de valores. Concretamente, el fondo generó un rendimiento mensual del 7%, frente al 5,8% del índice. El principal contribuidor positivo a la rentabilidad relativa del fondo fue el sector financiero, que sobrepondera en cartera.

El sector energético fue otro contribuidor positivo a la rentabilidad del fondo, igualmente por una suma de buena asignación y una correcta selección. “Una petrolera integrada italiana lideró el sector y fue el mayor contribuidor individual del fondo gracias a la subida del precio del petróleo y a la venta de una participación de un yacimiento de gas descubierto recientemente, lo que le permite acelerar la monetización y la reducción de riesgo de su cartera de activos petrolíferos”, aclaran desde Invesco.

Dentro de los sectores infraponderados, la posición en consumo básico también dio buenos resultados por registrar en diciembre un comportamiento inferior a la media del mercado, debido a “la recuperación de la inflación y la subida de las rentabilidades de la renta fija soberana”.

Una de las primeras decisiones del equipo que lideran Surplice y Martin en este comienzo de año ha consistido en elevar la exposición del Invesco Pan European Equities a telecomunicaciones, posición que sobreponderan en cartera. ¿La razón? “Aprovechar lo que pensamos son valoraciones atractivas”.

También se ha revisado la ponderación en valores del segmento de las tecnologías de la información, “para explotar los recientes movimientos de las cotizaciones y reflejar mejor nuestras expectativas de incremento de ingresos de varios segmentos dentro de esta industria”.

A pesar de estos cambios, el equipo ha optado por mantener como idea clave de la cartera su apuesta por el sector financiero, que es el más sobreponderado, así como su decisión de infraponderar consumo básico.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído