¿Cómo está afectando la disrupción tecnológica a la renta fija?


“La única gran referencia que tengo de Donald Trump es de hace 15 años, cuando vino a las oficinas de Franklin Templeton para intentar vendernos deuda high yield e sus casinos en Nueva Jersey. Lo que nos dijo fue distinto de lo que hizo después, y creo que, en esta ocasión, con Trump en la presidencia, será igual”. La anécdota la cuenta Roger Bayston, director de renta fija de Franklin Templeton Investments y gestor del Franklin U.S. Low Duration Fund, calificado como Blockbuster Funds People.

Bayston opina que el presidente actual de EE.UU. “No tiene una gran estrategia que se pueda visualizar, más bien debemos esperar un escenario impredecible”. El caso, continúa, es que “a los mercados sí les gustan sus políticas, especialmente la reforma fiscal y la repatriación de dinero”. El experto realizó estos comentarios en el contexto de una presentación sobre activos americanos de Franklin Templeton Investments en su oficina madrileña. Durante dicha presentación, Bayston admitó que está recibiendo muchas preguntas por parte de inversores y clientes por consideraciones de corto plazo. Frente a estas consultas, aclara que “lo más importante para nosotros son las consideraciones de largo plazo”.

De esta forma, el gestor reivindica que el entorno económico en EE.UU. es benigno, aunque la recuperación actual sea más débil que las anteriores: “Los inversores deben tener en cuenta que, dentro de la tendencia del crecimiento global, el gran cambio no ha sido la trayectoria de crecimiento de EE.UU. o la zona euro, sino China, que ya no crece a tasas de doble dígito, y eso ha causado un impacto enorme”.

También considera como un factor de apoyo a la economía estadounidense que la energía se mantenga a precios estructuralmente más bajos: “Creemos que va a ser un factor de apoyo a la actividad económica, porque ayuda a rebajar los gastos de empresas y consumidores”. Bayston añade que “la caída de los precios tiene que ver con la disrupción tecnológica: el petróleo tiene que competir con más tipos de energía por lo que no tenemos una convicción fuerte en que regrese a niveles más elevados”.

El experto insiste en que “este pronóstico es clave para descartar fuertes presiones inflacionarias en el futuro”, especialmente teniendo en cuenta que, según su pronóstico, “la Reserva Federal se dirige hacia un periodo de subidas de tipos y ventas de las titulizaciones (MBS) que tiene en su balance”.

Impacto tecnológico en renta fija

Dentro de esas consideraciones a largo plazo que preocupan a Franklin Templeton, la disrupción tecnológica es una de las más importantes de la llista. “La tecnología está cambiando rápidamente a las empresas y nuestras propias vidas”, afirma el gestor. Éste considera que los avances tecnológicos también son clave para la renta fija, por el crecimiento exponencial que ha experimentado esta clase de activo en los últimos diez años: tomando como referencia el índice Bloomberg Aggregate, observa que en 2007 el volumen de trading de deuda con grado de inversión ascendía a 1,7 billones de dólares y suponía un 19% del universo; en 2017, el valor de mercado de la deuda con grado de inversión asciende a 4,8 billones de dólares, con una cuota del 25% del mercado.

Bayston afirma que “este tsunami de deuda corporativa de cotización pública que está llegando al mercado es un problema potencial, porque los inversores se están empezando a plantear el impacto negativo de los cambios disruptivos sobre sus inversiones”. Pone un ejemplo real para comprender mejor la situación: hace un tiempo, General Motors se puso en contacto con Franklin Templeton para negociar una emisión de deuda. Los representantes del fabricante de automóviles explicaron que el grupo se había propuesto a cinco años vista que su principal fuente de ingresos ya no fuera la fabricación de automóviles, sino el desarrollo de software y otras tecnologías inteligentes para esos automóviles.

La consecuencia que observó Bayston fue que los inversores empezaron a solicitar bonos de General Motors que no superasen los cinco años de duración. “Estos rápidos cambios están afectando a la deuda viva de las compañías, creando una suerte de duración de la distorsión”, denuncia el experto. La respuesta de Franklin Templeton a este desafío ha pasado por desarrollar un análisis exhaustivo para identificar a aquellas compañías que puedan ser más vulnerables a la disrupción.

“Este riesgo es mucho más importante que lo que vaya a hacer la Fed”, declara el gestor. Éste también espera que, a medida que las empresas reflejen la disrupción, se produzca una tendencia de escisión de empresas o creación de spin offs, para separar las partes más rentables de los negocios de las que no lo son. Es una tendencia que el experto compara con la creación de bancos malos en Europa.

Su consejo es que los inversores protejan sus carteras en los próximos dos a tres años: “La diferencia respecto a ciclos anteriores es la disrupción tecnológica, los inversores necesitan buscar protección”, sentencia.

Actualización del fondo

El gestor aporta algunas pinceladas rápidas sobre la construcción actual de la cartera. En primer lugar, afirma estar más cauto, por lo que ha reducido la exposición a riesgo al rotar activos más arriesgados por otros de mayor calidad, como por ejemplo vender bonos high yield y comprar deuda sénior o CLOs. De esta forma, el fondo ha efectuado una rotación desde crédito corporativo estadounidense a deuda financiera, que “actualmente ofrece más seguridad que los mercados corporativos porque los bancos están saneados y los estándares de concesión de crédito son más estrictos que en el pasado”.

El otro gran movimiento ha sido el incremento de la duración: “En el punto actual del ciclo, necesitas tener duración si ya tienes mucho crédito en cartera, porque necesitas una compensación”, justifica el experto ante el contexto de tipos al alza.

 

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído