Cómo EDM se ha adaptado a los nuevos tiempos


El Grupo EDM celebró el año pasado su XX aniversario y, si bien, siempre se le ha ligado a la renta variable, la realidad es que la entidad ha ido adaptándose a las nuevas condiciones del mercado. Si en 2001, sus carteras estaban invertidas un 61% en renta variable, un 23% en renta fija y un 16% en hedge funds, nueve años después la realidad es bien distinta: un 45% de sus carteras están en renta variable, la renta fija ha aumentado hasta un 43% y la exposición a hedge funds ha disminuido al 12%. "Nuestras carteras están cumpliendo su primer objetivo que es proteger el capital", explicaban desde la entidad recientemente en su seminario anual.

Han entrado en nuevos tipos de activos como la inversión en high yield, renta variable emergente o la gestión de planes de pensiones. En el campo de la renta fija high yield, EDM lanzó hace dos años su fondo EDM Credit Porfolio, que básicamente invierte en deuda de compañías norteamericanas. Este fondo ha obtenido en 2010 una rentabilidad del 12,01%, con un cupón medio del 8,5% y una TIR del 7,33%.

En sus inversiones en renta variable, EDM lanzó en diciembre de 2009 el EDM Emerging Markets que invierte principalmente en compañías del Sudeste Asiático, Latinoamérica, Europa del Este y Sud-África. El pasado año ha conseguido una rentabilidad del 21,88%. La cartera del fondo cotiza a un PER 2011 de 13x y ofrece una rentabilidad por dividendo del 2,5%.

En cuanto a compañías concretas, desde la gestora defienden que la gestión "no consiste en rotar continuamente las carteras, se trata de vender las compañías bien por la disminución del ritmo de crecimiento de beneficios o porque el precio ha aumentado por encima de nuestros objetivos".

Algunas de las empresas que entraron en sus carteras el pasado año son SAP, Visa, Alstom o Wincor Nixdorf, mientras que han salido Indra, Almirall, Novartis y Procter&Gamble, entre otras.

Además, desde EDM siguen apostando por las empresas españolas con negocio internacional, como Grifols que sólo tiene un 18% de su negocio en España, Telefónica con un 32%, Ebro Puleva con un 6% o Inditex con un 28%. "Se trata de hacer una buena selección de compañías y tener paciencia", dicen. "Los inversores a largo plazo tienen un tesoro en sus manos: el tiempo", decía Eusebio Díaz-Morera, Presidente y fundador de EDM.

Continúan apostando por los hedge funds.

La entidad fue de las pioneras en España en este tipo de inversión con su fondo de fondos EDM Capital Selection. Sigue distintas estrategias y está diversificado en algo más 30 fondos con una baja volatilidad. Desde su lanzamiento ha registrado una rentabilidad anual acumulada del 5,2%. "El interés por los hedge funds no se ha reducido. Aunque éste no está siendo un buen año, nosotros como inversores a largo plazo, mantenemos nuestra convicción en su necesidad", dicen.

En 2010 sus activos bajo gestión aumentaron un 6% hasta los 1.200 millones de euros, lo que les sitúa prácticamente al mismo nivel que antes de la crisis.

Para los próximos ejercicios contemplan una recuperación débil y lenta. Ven los tipos de interés bajos al menos en los próximos dieciocho meses. Consideran que las economías emergentes seguirán liderando el crecimiento. Valoran el esfuerzo realizado por las empresas a la hora de ajustar sus balances mientras resaltan el trabajo que todavía les queda por hacer a los gobiernos.

Con esta visión macro, recomiendan no tener exposición a deuda pública, apostar por la renta fija corporativa, en especial high yield, entrar de manera selectiva en renta variable y mantienen su apuesta por los hedge funds.

 

Empresas

Lo más leído