Tags: Renta Variable | EE.UU |

Cómo de útil es el PER para predecir rentabilidades futuras


La ratio precio-beneficio (PER) es uno de los indicadores más utilizados en el mundo de las inversiones a la hora de tratar de analizar cómo de caro o barato cotiza un mercado. Si se analiza la serie histórica de las principales bolsas se podría decir que, actualmente, la renta variable no está ni cara ni barata. En Estados Unidos, Europa y Reino Unido el PER se mueve en estos momentos sobre su media histórica de los últimos 30 años. En cambio, en Japón y los países emergentes el PER actual de estos mercados está por debajo de su media histórica. Tokio es con diferencia la plaza más atractiva por valoración. Hoy está en el punto más bajo de su rango histórico. Son datos a 30 de septiembre por lo que, a día de hoy, con las caídas del mes de octubre, esas ratios de PER podrían ser incluso más bajas.

Captura_de_pantalla_2018-10-21_a_las_1

Pero… ¿cómo de útil es el PER para predecir rentabilidades futuras? J.P.Morgan Asset Management lo ha analizado y tiene la respuesta. Lo primero que hicieron en la gestora americana es coger toda la serie histórica del mercado de renta variable americano, analizando en cada uno de los puntos de PER (eje horizontal) cuál fue la rentabilidad ofrecida por el mercado a un año vista. Es decir: en todos los meses desde 1988, lo que hicieron fue estudiar cuál fue el retorno ofrecido por el S&P 500 en los siguientes doce meses (por ejemplo, identificar a qué PER cotizaba la bolsa estadounidense en enero de 1988 y anotar cuál fue el retorno generado por el mercado hasta enero de 1989; identificar el PER de la Bolsa de Nueva York en febrero de 1988 y apuntar su rentabilidad hasta febrero de 1989, etc).

“Lo que se puede concluir de aquel análisis es que hay mucha dispersión. Hubo momentos en los que se pudo comprar a un PER de 14 veces y al año siguiente el mercado había perdido un 40%. Del mismo modo, también hubo años en los que se pudo comprar a un PER de 14 veces y el mercado generó una rentabilidad del 50% en los siguientes doce meses. Esto significa que el PER no te sirve para predecir rentabilidades en el corto plazo. Los mercados pueden caer a doce meses no estando el PER en niveles excesivos”, explica Manuel Arroyo, director de Estrategia de J.P.Morgan AM para España y Portugal. Sin embargo, de la misma forma que el PER no aporta demasiada información en términos de rentabilidad esperada a un año vista, a un periodo más largo sí es un factor importante en términos del retorno que puede generar el mercado. Y esto es lo verdaderamente relevante del estudio.

“Si en lugar de analizar las rentabilidades generadas por el mercado a doce meses, lo haces a diez años vista, se puede observar que existe una relación muy clara entre el PER al que compras y la rentabilidad anualizada a futuro ofrecida por el mercado en la siguiente década. Así, por ejemplo, si hubieras comprado en los últimos 30 años a un PER de 11 veces, la rentabilidad anualizada de los siguientes diez años hubiese estado entre un 15% y un 20%. A medida que vas comprando con PER más altos, esas rentabilidades tienden a caer. Así, cuando compras con un PER de más de 20 veces, históricamente las rentabilidades generadas a diez años son negativas. Ahora estamos en un PER de 17 veces, lo cual históricamente te ha dado a diez años vista una rentabilidad anualizada de entre el 5% y el 10%”, revela Arroyo.

Captura_de_pantalla_2018-10-21_a_las_1

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído