¿Cómo de importante serán las redes sociales para la industria asset management?


Además de preguntar sobre aspectos como las perspectivas de crecimiento a cinco años vista de los participantes en la industria de fondos, la Encuesta Global sobre Fondos Regulados 2014 elaborada por Ernest & Young también indaga en otras tendencias, y de ello se ha hecho eco Funds People. Por ejemplo, el papel que van a jugar las redes sociales de aquí a 2019 en la industria de gestión de activos. En líneas generales, el sondeo concluye que cerca de dos tercios de los encuestados les dan mucha importancia a estas nuevas formas de comunicación, al estimar que tendrán una gran influencia sobre las gestoras a la hora de diseñar sus nuevas estrategias de producto y canales de distribución. No obstante, yendo de lo general a lo particular, se observa que los gestores que operan en Europa y Asia son más optimistas en esta área que sus competidores norteamericanos.

“Los gestores creen que las redes sociales ayudarán al desarrollo de la marca y de la conciencia del producto y sobre la educación del inversor en general, y en particular dentro de la audiencia minorista”, resumen los autores del estudio. Éstos añaden que los gestores consultados también anticipan que gracias a las redes sociales “se interactuará de forma más directa con los consumidores finales y se podrá reemplazar al menos parcialmente las interacciones interpersonales o por teléfono, que requieren más tiempo y son caras”. En Estados Unidos, se observa que entre las reticencias al uso de una o varias redes sociales figura la confianza en los intermediarios encargados de la distribución del producto, ya que “el impacto de las redes sociales dependerá por tanto en cuánto uso hacen los intermediarios de las nuevas tecnologías”, explican los analistas de Ernest & Young.

La consultora se remite asimismo a otro estudio en el que se abordaban también las relaciones entre las redes sociales y la gestión de patrimonio, en el que se concluía que cada mercado tiene sus propias dinámicas, por lo que el uso de nuevas aplicaciones tecnológicas varía en función de la demografía, pautas de distribución, preferencias del consumidor y la velocidad de adopción de estas nuevas herramientas de comunicación. Dicho estudio identificaba además el año 2020 como el comienzo probable del crecimiento de flujos de fondos procedentes de los miembros de las generaciones X e Y, realizando la siguiente advertencia: “Las gestoras que no estén ya formulando sus estrategias de social media necesitan empezar a hacerlo en los próximos 6 a 18 meses”.

Tendencias en social media: argumentos a favor…

¿Qué razones aducen los profesionales de la inversión que están a favor del uso de estas nuevas herramientas de comunicación? Los argumentos son numerosos y variados, aunque puede afirmarse que todos descansan sobre una percepción optimista de la evolución de las tecnologías y su relación con los consumidores/inversores en el plazo de cinco años. Por ejemplo, un profesional de EE.UU. destaca que las redes sociales “jugarán un rol crítico, específicamente en torno a la habilidad para interactuar, informar y aconsejar. El alcance que permiten las redes sociales tendrá un impacto en términos de oferta de producto debido a nuestra capacidad para crear conocimiento en torno a nuestros productos”.

Otra de las razones tiene que ver con el cambio generacional, a medida que los nativos digitales van mejorando sus ingresos. “En términos globales, veo un incremento en el acceso y las oportunidades para ver, comprar, cambiar y transferir fondos a través de aplicaciones móviles. Veo actividad en aumento en Facebook y otras plataformas a través de foros de discusión, blogueros y columnistas, que ofrecen a los inversores diferentes maneras de conseguir perspectivas de expertos de la industria”, afirma al respecto otro gestor con sede en EE.UU.