Tags: ISR |

¿Cómo construir una cartera con bajo riesgo de carbono?


Muchos inversores quieren que sus carteras tengan un bajo riesgo de carbono, pero no saben cómo hacerlo. La información a disposición del partícipe aún es escasa… hasta hoy. Morningstar acaba de lanzar la familia de índices Morningstar Low Carbon Risk, un nuevo grupo de índices que proporciona una exposición diversificada a la renta variable en todas las regiones y hace hincapié en las empresas alineadas con la transición hacia una economía baja en carbono. Basados en la Calificación de Riesgo de Carbono de Sustainalytics, los índices se construyen a través de un proceso de optimización que tiene como objetivo el bajo nivel de riesgo de carbono de la cartera y una baja exposición a combustibles fósiles.

Los índices Morningstar de Bajo Riesgo de Carbono se derivan del segmento de alta y mediana capitalización de su índice de referencia equivalente. Por ejemplo, los componentes del índice Morningstar Global Markets Low Carbon Risk provienen del índice Morningstar Global Markets Large-Mid Cap, que tiene como cubre el 90% de la capitalización de las bolsas mundiales en los mercados desarrollados y emergentes. Para ser elegible, una empresa debe haber sido sometida a una evaluación de riesgo de carbono por parte de Sustainalytics, que proporciona análisis de carbono sobre más de 4.000 empresas de aproximadamente 130 grupos industriales.

Los índices se construyen utilizando los promedios de 12 meses de la Puntuación Morningstar de Riesgo de Carbono de la cartera y su Participación de los Combustibles Fósiles, una media ponderada de la exposición de los constituyentes a las industrias intensivas en combustibles fósiles. El número de acciones en cada índice es variable y está sujeto a los requisitos de elegibilidad, a los resultados del proceso de optimización y a las consideraciones de ponderación.

Los índices se reequilibran (se reajustan ponderaciones) trimestralmente en marzo, junio, septiembre y diciembre, y se reconstituyen (se reajustan posiciones) semestralmente en junio y diciembre, el lunes siguiente al tercer viernes del mes. Los datos de la Puntuación de Riesgo de Carbono utilizados son los del último día de negociación en mayo y noviembre.

“El cambio climático es un reto importante que afecta a los inversores”, comenta Sanjay Arya, director de Índices de Morningstar. “Esta nueva familia de índices permitirá a los inversores evaluar e invertir en empresas que se están adaptando a la economía de bajas emisiones de carbono y que gestionan sus negocios de forma estratégica a largo plazo. Ya sea por motivos ambientales, obligaciones fiduciarias o resultados de inversión, creo que los nuevos índices ofrecen más opciones para reducir la exposición al carbono sin afectar a la rentabilidad”.

Un nuevo libro blanco, Preparándose para una economía baja en carbono: Invirtiendo en la era del cambio climático, explica cómo la familia del Índice Morningstar de Bajo Riesgo de Carbono aborda la urgencia del cambio climático haciendo hincapié en las empresas alineadas con la transición a una economía baja en carbono. Los índices no sólo reflejan menores riesgos relacionados con el clima, sino que también muestran características atractivas de inversión. Puede descargarse el informe completo aquí.

“Estos índices van más allá del enfoque común de la huella de carbono, que refleja las emisiones actuales y es sólo un punto de partida para el análisis del riesgo de carbono”, precisa Dan Lefkovitz, estratega de Morningstar Indexes. “Nuestros nuevos Índices de Bajo Riesgo de Carbono de Morningstar son los primeros en aprovechar la clasificación de riesgo de carbono de Sustanalytics, que evalúa no sólo la exposición general de carbono de una empresa, sino también la gestión de dicha exposición, para evaluar en última instancia si una empresa está en condiciones de sobrevivir y prosperar en una economía de bajo carbono”.

La nueva familia de índices es el paso siguiente de Morningstar para apoyar las preocupaciones medioambientales de los inversores. En 2018, la compañía introdujo la designación Morningstar Bajo en Carbono para fondos y el  Morningstar Portfolio Carbon Risk Score para que los inversores evalúen el riesgo de carbono de sus carteras. En 2016, la compañía lanzó el Morningstar Sustainability Rating para ayudar a los inversores a evaluar los fondos en función de factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), y publica regularmente artículos y análisis sobre la inversión sostenible.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído