¿Cómo ayudará la crisis de la deuda europea a Asia?


La crisis de deuda europea podría tener un efecto positivo en Asia. Eso es, al menos, lo que piensa el equipo de Invesco de Asia Pacífico. En su opinión, la crisis de la deuda puede llevar a unos precios más bajos del petróleo y de las materias primas. Esto podría frenar la inflación en Asia. En este sentido, esperan que la inflación toque techo en los próximos meses y que los tipos de interés puedan seguir en niveles bajos durante lo que queda de 2010, con los gobiernos asiáticos dejando cierto margen para políticas fiscales y monetarias expansivas, si el escenario económico global continúa siendo incierto.

Mirando hacia el futuro, con China centrada en el consumo doméstico como elemento clave de su crecimiento, el equipo de Invesco espera que el comercio intrarregional de Asia siga creciendo. "En particular, la demanda de las familias en China, India e Indonesia debería aumentar como resultado de un proceso de urbanización y unos salarios crecientes. Hay 3.100 millones de consumidores en Asia, el 45% de la población mundial. En 2009, el consumo total en Asia ascendió a 3,9 billones de dólares, el segundo mayor del mundo y un 41% del mercado de consumo de EE.UU.", explican. En su opinión, el consumo asiático debería contrarrestar en cierta medida la dependencia de las exportaciones respecto a las economías desarrolladas.

Los expertos de Invesco son conscientes de que las valoraciones de las compañías de consumo asiáticas ya no están baratas. En su opinión, la clave para desarrollar las mejores oportunidades yace en un buen conocimiento tanto de las empresas a nivel individual y como del panorama sectorial. La disciplina en la valoración es por lo tanto esencial para asegurar que no se está  pagando más de lo necesario por un crecimiento por encima de la media.

Lo más leído