¿Cómo aprovechar la oleada de fusiones y adquisiciones en el mercado inmobiliario cotizado europeo?


TRIBUNA de Damien Marichal, gestor de Degroof Petercam AM. Comentario patrocinado por Degroof Petercam AM.

El final de 2017 trajo varios movimientos corporativos en el sector inmobiliario europeo. Entre las fusiones y adquisiciones más destacadas se encuentran la compra de Westfield por Unibail-Rodamco y la adquisición de Buwog por parte de Vonobia. En España también hemos sido testigos de estas operaciones recientemente con la oferta lanzada por Colonial sobre Axiare, que sigue la tendencia que ya inició Merlin Properties con el proceso de fusiones y adquisiciones que ha llevado a cabo en años anteriores.

La oferta de Colonial sobre Axiare ha mostrado que los inversores españoles todavía confían en el potencial del crecimiento del alquiler. Colonial ya financió el acuerdo emitiendo nuevas acciones y bonos que fueron colocados con facilidad, mostrando que ambas fuentes de financiación todavía están disponibles sin problemas para compañías de calidad. Además de estas operaciones, en 2018 se esperan nuevas salidas a bolsa en el entorno de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimi), con los debuts en el parqué de Testa y Metrovacesa.

Creemos que en 2018 se producirá un aumento de las fusiones y adquisiciones entre las compañías inmobiliarias cotizadas europeas, una tendencia que se está produciendo también en otros sectores con el impulso del dinero barato. Además de disfrutar de un contexto favorable para los inversores, el inmobiliario cotizado europeo es un diversificador eficiente en cualquier cartera y permite a los inversores construir una cartera más equilibrada con presencia de los distintos segmentos (comercial, residencial, logística, etc.), con la ventaja de tener menores costes de adquisición, en general mejores activos y mayor liquidez respecto al mercado inmobiliario directo.

En Degroof Petercam AM, somos optimistas en nuestras previsiones para el inmobiliario cotizado de cara a 2018. En Europa, el sector cotiza con un pequeño descuento del 4% respecto a su NAV. El retorno total para el accionista - es decir, rendimiento por dividendo más crecimiento del valor liquidativo - para los próximos años se estima entre el 8% y el 12% anual. La mayoría de los mercados inmobiliarios de Europa todavía son fuertes en valor y rentas, por lo que consideramos que el entorno es favorable para la inversión en este tipo de activos. Por su parte, la ratio préstamo-valor media es del 37% (27% en Reino Unido y 40% en Europa Continental).

En Degroof Petercam Asset Management contamos con el fondo DPAM Invest B Real Estate Europe Dividend que invierte en Premium REITs europeas que reparten un rendimiento por dividendo superior a la media del sector. Este fondo puede invertir hasta un 25% en renta fija REIT y tiene como objetivo principal proporcionar al inversor una renta de los mejores REITs europeos con una volatilidad menor que el índice de referencia (FTSE/EPRA), procedente de los alquileres y revalorización de los inmuebles.

DPAM Invest B Real Estate Europe Dividend es, además, el fondo más eficiente (rentabilidad/riesgo) del mercado inmobiliario cotizado europeo a 1, 3, 5 y 7 años y su rendimiento medio por dividendo todavía es relativamente atractivo en el 4,65% si se compara con otras propuestas como la renta fija con grado de inversión o la deuda corporativa. El fondo  acumula una rentabilidad del 15% en los últimos 12 meses y una media anual del 12,50% en los últimos 3 años.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas