Tags: Negocio |

¿Cómo afrontar los riesgos de los mercados?


TRIBUNA de Aitor Jauregui, responsable de BlackRock en España, Portugal y Andorra. Comentario patrocinado por BlackRock.

Con el paso del tiempo y la evolución de la industria financiera, los inversores se están volviendo cada vez más sofisticados a la hora de implementar diferentes enfoques de inversión para lograr sus objetivos. Últimamente, la mayoría de conversaciones que tenemos con nuestros clientes giran en torno a las restricciones —de riesgo, de los costes y de los índices de referencia, entre otros—, y nosotros nos apoyamos en nuestra tecnología, experiencia y saber hacer para ofrecerles soluciones eficientes.

Desde nuestro punto de vista, los inversores deberían tener en cuenta todas las herramientas de inversión de cara a lograr sus objetivos: la combinación de estrategias de gestión indexada y de generación de alfa suele ser la opción más acertada para ello.

No siempre es posible alcanzar los objetivos mediante una exposición amplia y generalizada a todos los mercados, sino que en ocasiones es necesario realizar un análisis exhaustivo de las oportunidades que existen en los diferentes mercados y lo que ocurre dentro de ellos en cada momento. A lo largo de este año se ha demostrado que la volatilidad puede desencadenarse a causa de diferentes acontecimientos, generando turbulencias, pero también oportunidades de valor relativo. Por ello, es necesario ser más selectivos a la hora de asignar inversiones a los distintos mercados y contar con la capacidad de adaptarse a las condiciones que imperen para lograr rentabilidades positivas en todos los entornos de mercado.

Por ejemplo, en renta fija, los inversores recurren cada vez más a estrategias de generación de alfa para minimizar los riesgos y aprovechar oportunidades. Según Broadridge Saleswatch, más de la mitad (57%) de todos los flujos de entrada en estrategias de generación de alfa en 2017 se destinaron a estrategias de renta fija, y esta tendencia también se está observando en 2018.

Esta tendencia responde a un dilema bien conocido por todos: el desafío que supone encontrar rentabilidades. Esta tarea requiere un enfoque ágil y experto. Los inversores tienen ahora más índices a su disposición y pueden ser mucho más selectivos a la hora de establecer una referencia. Sin embargo, siguen enfrentándose a la dificultad de decidir qué índices tienen más probabilidades de ayudarles a alcanzar sus objetivos de inversión, y deben comprender cuáles son los factores que impulsan las rentabilidades de ese índice de referencia.

Los índices de referencia tradicionales de renta fija no necesariamente proporcionan rentabilidades positivas de forma constante. Se ven impulsados ​​por los tipos de interés, que a su vez se ven determinados por los bancos centrales. Según nuestros cálculos, más de dos tercios del riesgo de la mayoría de los índices de renta fija proceden de la duración, un factor que constituye un riesgo en el entorno actual.

La adopción de una estrategia de generación de alfa puede ayudar a minimizar este riesgo, pero existen diferentes "grados de intensidad". La mayoría de los gestores que buscan alfa están limitados por el índice de referencia correspondiente. Además, a lo largo del espectro existen los enfoques basados en "sólidas convicciones", que no se ven limitados por los índices de referencia. Por último, las estrategias flexibles tienen por objeto obtener rendimientos positivos independientemente del comportamiento de los índices de referencia del mercado.

Estas estrategias tienen la capacidad de identificar oportunidades en un espectro de riesgo más amplio de lo que permiten la mayoría de los índices de referencia. Pueden lograr mayores rendimientos y contar con una sensibilidad a los tipos de interés inferior a la de las inversiones tradicionales de renta fija, al tiempo que mantienen un nivel similar de riesgo total en la cartera. Este factor es clave de cara al objetivo de lograr unas rentabilidades ajustadas al riesgo atractivas independientemente del nivel de los tipos de interés.

La hipótesis central de nuestro equipo de renta fija para el resto del año es que (i) el riesgo de duración muestra un escaso potencial alcista, dado que la senda de subida de los tipos de interés en EE.UU. se mantiene firme, aunque se produzcan altibajos en el camino; (ii) que existen oportunidades para incorporar riesgo de manera selectiva en mercados emergentes y aprovechar oportunidades específicas en el segmento europeo de la deuda corporativa; y (iii) que el tramo corto de la curva estadounidense es atractivo. Dicho esto, creemos que resulta prudente mantener un cierto nivel de duración, ya que históricamente ha desempeñado una función de amortiguación frente a los acontecimientos que derivan en episodios de aversión al riesgo.

Un enfoque sin restricciones puede funcionar en esta hipótesis de inversión, además de captar otras muchas oportunidades que identifiquen los equipos de gestión. A medida que los inversores adoptan enfoques cada vez más globales en sus carteras y buscan minimizar las correlaciones y las exposiciones al riesgo, los fondos flexibles pueden desempeñar un papel cada vez más importante.

En BlackRock, contamos con dos soluciones de inversión de renta fija flexible:

  • El fondo BSF Flexible Fixed Income Strategies, es un fondo de renta fija multi sectorial con sesgo europeo, pero con capacidad de captar oportunidades en cualquier región gracias a las estrategias de valor relativo.
  • El fondo BGF Fixed Income Global Opportunities tiene la flexibilidad de invertir en todo el universo de renta fija. Este fondo flexible puede adaptarse a los diferentes entornos de mercado para generar rentabilidades atractivas, constantes y ajustadas al riesgo.

Este material solo tiene propósitos educativos y no sugiere ni proporciona ningún consejo de inversión, o una oferta o solicitud de venta o de compra de ninguna acción o fondo (tampoco deben ofrecerse o venderse dichas acciones a nadie) en ninguna jurisdicción en la que una oferta, solicitud, compra o venta fuera ilegal de acuerdo con la conformidad de las leyes de valores vigentes en esa jurisdicción. Este material no está pensado para ser distribuido a, o usado por, ninguna persona o entidad en ninguna jurisdicción o país en los que dicha distribución fuera ilegal de conformidad con las leyes de valores vigentes. Rentabilidades pasadas no son indicativas de rendimientos futuros. Los rendimientos y los valores principales pueden fluctuar, por lo que las acciones del inversor, al reembolsarse, pueden valer más o menos que su precio original. La rentabilidad actual puede ser inferior o superior al indicado. Todas las devoluciones suponen la reinversión de todos los dividendos y ganancias de capital. La rentabilidad del índice de referencia se muestra sólo a efectos ilustrativos. No se puede invertir directamente en un índice.

Los fondos mencionados aquí han sido registrados para su distribución en España. En España, BlackRock Strategic Funds (BSF) está registrada con el número 626 y BlackRock Global Funds (BGF) está registrada con el número 140 en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y los folletos con las especificaciones para cada fondo registrado han sido también registrados en la CNMV. Ninguna autoridad de regulación de valores ha confirmado la exactitud de ninguna información aquí expuesta. Este documento contiene productos y servicios de BLACKROCK INC. que podrían ser ofertados directamente o indirectamente en el Principado de Andorra, y no debe ser tratada o considerada como una inducción a la contratación en ninguna jurisdicción, incluyendo el Principado de Andorra.

Todas las inversiones financieras implican un elemento de riesgo. Por este motivo, el valor de su inversión y el rendimiento que obtenga de ella variarán, y no se puede garantizar la cantidad inicial que ha invertido.

BlackRock es un nombre comercial de BlackRock Investment Management (UK) Limited. © 2018 BlackRock, Inc. Reservados todos los derechos. BLACKROCK y BLACKROCK SOLUTIONS, iSHARES, BUILD ON BLACKROCK, SO WHAT DO I DO WITH MY MONEY y el logo estilizado de la i son marcas registradas y no registradas de BlackRock, Inc. o de sus filiales en EE.UU. y en otros países. Todas las demás marcas comerciales son propiedad de sus respectivos titulares.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído