¿Cómo afectan al inversor los cambios regulatorios y económicos que se están produciendo en China?


El Gobierno chino ha rebajado al 7,5% su objetivo de crecimiento del PIB para 2012, tras siete años consecutivos con unas expectativas de crecimiento de cerca del 8% anual. ¿Cómo deben interpretar los inversores este cambio? “Aunque se trata de la primera vez en siete años que el gobierno chino establece un objetivo de crecimiento del PIB inferior al 8%, este objetivo está en línea con su intención de dar paso a un crecimiento más equilibrado y no únicamente centrado en las exportaciones, tras el rápido crecimiento experimentado en años anteriores”, asegura Paul Chan, director de inversión en Invesco Asia-Pacífico.

En el informe ‘El código del dragón’ de la gestora, Chan reconoce que la economía china atraviesa un periodo de transición, pasando de un modelo basado en las compañías fabricantes de equipos originales hacia uno más equilibrado, impulsado por la demanda interna, algo que el experto ve viable a largo plazo. “Tratándose de la segunda mayor economía del mundo y teniendo en cuenta el elevado crecimiento registrado en los años anteriores, resulta prudente establecer una previsión de crecimiento menor para este año”, indica. En su opinión, en los últimos años, el Gobierno chino ha tendido a sobrepasar con creces el objetivo del PIB. “Para 2012, nuestro equipo estima un crecimiento del PIB del 8,3%”.

Una vez sobre el terreno, Chan considera que el mercado es muy sensible a las noticias negativas, como ha quedado patente tras la publicación de unos resultados decepcionantes y cambios en los equipos gestores que han provocado movimientos bruscos de las cotizaciones. “Resulta esencial diferenciar entre lo bueno y lo malo. Es por ello, que nosotros intentamos no reaccionar demasiado ante la volatilidad a corto plazo de las cotizaciones y en cambio intentamos sacar partido de las ventas recientes, para lo que centramos nuestro propio análisis en identificar oportunidades de inversión en compañías de calidad. Al mercado le preocupa la gobernanza corporativa de las empresas, por lo que nuestro análisis se centra en evaluar la calidad de gestión de la compañía, los balances, los inventarios, el flujo de caja…”.

En las últimas fechas, el inversor ha anunciado a los cambios introducidos por la Comisión Reguladora del Mercado de Valores chino (CRMV) en lo que respecta a la ampliación de la cuota total de capital extranjero permitido en las bolsas chinas a través del programa de autorización de inversores institucionales extranjeros calificados, que pasará de 30.000 a 80.000 millones de dólares, así como el incremento de la cuota del sistema de autorización de inversores institucionales calificados en renminbi (RQFII). ¿Cómo debería interpretar el inversor ambas iniciativas?

Para el director de inversión de Invesco en la región, ambas deben considerarse señales positivas para las acciones chinas de clase A, ya que indican que el gobierno apoya la entrada de capital extranjero en el mercado chino. “El anuncio lanza un claro mensaje a los inversores extranjeros: el gobierno central está alentando una mayor apertura de los mercados de capitales de China, lo que no debería resultar sorprendente a estas alturas porque los medios de comunicación ya hablan de que la CRMV está considerando ampliar el alcance del programa, los tipos de instituciones participantes y las áreas de inversión”. Al igual que ocurre con la nueva ampliación del RQFII, esta medida proporcionará más canales de inversión en renminbi por parte de inversores extranjeros (renminbi offshore) en títulos de China continental, indica el experto.

Lo más leído