Tags: ETF | ISR |

Combinar los ETF y la inversión responsable


TRIBUNA de Juan San Pío, director comercial de Amundi ETF, Indexing & Smart Beta para Iberia y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Amundi ETF.

La popularidad de la inversión socialmente responsable (ISR) no parece remitir. Los activos gestionados a nivel global aumentaron un 42% entre 2015 y 2018. Y en los ocho primeros meses de 2019, los activos han alcanzado los 733.000 millones de euros, sobrepasando el total de 621.000 millones de euros de 2018. Aunque los activos bajo gestión en EE.UU. suponen una tercera parte de los de Europa, la expansión a ambos lados del Atlántico es rápida (aproximadamente el 30%).

A medida que los inversores se sienten más cómodos con el concepto de la ISR, también se vuelven más exigentes. Buscan opciones sofisticadas que apliquen eficazmente esos criterios en toda su cartera. Las gestoras de activos pueden responder a esta demanda integrando estas características en sus carteras pasivas. Amundi ha mejorado recientemente su oferta de productos para que los inversores puedan combinar la inversión responsable con los ETF.

Definición de inversión responsable

A pesar de su popularidad, la inversión responsable sigue siendo difícil de definir. ¿Significa integrar factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG por sus siglas en inglés) en un proceso de cribado? ¿O supone excluir compañías como los fabricantes de armas? ¿Y qué deberes tiene el inversor como administradores responsables de sus activos?

Todo compromiso con este estilo de asignación de activos precisa una filosofía de inversión clara. Un buen punto de partida consiste en evaluar sistemáticamente a las compañías mediante un sistema de calificaciones basado en criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG). Este puede adoptarse tanto para las compañías  cotizadas en bolsa como para los emisores de bonos corporativos.

Por ejemplo, debe evaluarse el impacto de una empresa en su entorno para determinar si está gestionando activamente los riesgos relacionados con el cambio climático. La gestión que realiza una compañía de sus empleados y sus clientes también debe analizarse, además de evaluar sus procesos corporativos para determinar si está bien gestionada.

Mapear esos factores permite a un inversor determinar qué empresas pueden ser sostenibles a largo plazo. Estos parámetros adicionales ofrecen una mejor visión que los datos.

Aplicar la ISR a la inversión indexada

Al contrario de lo que se piensa, la gestión indexada es compatible con la inversión responsable. El primer paso es la política de voto. Amundi cuenta con un equipo específico que vota por cuenta de sus clientes en todos sus productos gestionados de forma pasiva y activa. El tamaño y el alcance de Amundi le permiten influir de forma eficaz.

El siguiente paso consiste en analizar sistemáticamente cada acción según las características ESG. Esto es posible ahora gracias a la mayor disponibilidad de datos ESG respecto a hace unos años. Pueden analizarse compañías de todo el mundo de acuerdo con gran número de características diferentes. En consecuencia, los proveedores de índices pueden responder ahora a la demanda de los inversores creando índices más sofisticados. Por ejemplo, MSCI ha utilizado sus amplios servicios de datos ESG para desarrollar su gama de índices de ISR, que ha sido seleccionada por Amundi como referencia para su gama de ETF ISR de renta variable (índices MSCI US SRI, MSCI Europe SRI, MSCI World SRI y MSCI Emerging Markets SRI) y de renta fija.

La metodología de la familia de índices MSCI SRI está diseñada para excluir las acciones controvertidas desde el punto de vista ESG, entre las que se incluyen empresas que incumplen normas internacionales como el Pacto Mundial de la ONU.

El índice de referencia excluye también acciones que participan en actividades controvertidas, como fabricantes de armas de fuego de uso civil, armas convencionales, juego, organismos modificados genéticamente, energía nuclear, tabaco, alcohol, carbón término o pornografía.

Las acciones restantes solo se incluyen en el índice si tienen una calificación ESG mínima, que se determina mediante un análisis sistemático de acuerdo con esos criterios.

Una vez realizado el cribado, cada sector es reconstruido utilizando solo el 25% de los valores de cada universo con mejor puntuación ESG. Como resultado, en el caso del MSCI World, el índice reduce el universo de inversión de un total de 1.600 a unos 400 valores.

Inversión responsable en bonos corporativos

Pueden aplicarse criterios de inversión similares a los índices de bonos corporativos. Además de resultar lógico, ya que ayuda a identificar factores más específicos que pueden incidir en el riesgo de crédito de una empresa, permite a los inversores adoptar un enfoque coherente en su cartera.

La gama de ETF ISR de Amundi incluye dos ETF de renta fija, sobre los índices Bloomberg Barclays MSCI US Corporate SRI y Bloomberg Barclays MSCI Euro Corporate SRI.

Estos benchmarks combinan la experiencia de Bloomberg y Barclays en índices corporativos con las capacidades de análisis ESG de MSCI. Permiten invertir de forma responsable en el mercado corporativo, tanto en Europa como en EE.UU.

Como sus homólogos MSCI SRI de acciones, estos índices no invierten en empresas implicadas en alcohol, armas de fuego de uso civil, juego, armas militares, energía nuclear, tabaco, carbón térmico, pornografía y organismos modificados genéticamente.

También incorporan un filtro adicional de actividades controvertidas y de calificación mínima ESG. Esto da lugar a una inversión socialmente responsable en bonos corporativos que, a pesar de excluir compañías, presenta un nivel de tracking error muy bajo comparado con los índices de referencia. Esto permite utilizar estos ETF como asignación central.


Información Importante
Dirigido a clientes profesionales incluidos los intermediarios financieros, y no está destinado ni debe proporcionarse al público.
Información importante: Este documento no está destinado a ciudadanos o residentes de los Estados Unidos de América ni a ninguna "persona estadounidense", tal como se define en el Reglamento S de la SEC en virtud de la Ley de Valores de 1933 de los Estados Unidos. La definición de "persona de EE.UU." se encuentra en las menciones legales de nuestra página web www.amundi.com
Información promocional y no contractual que no debe ser considerada de ninguna manera como asesoramiento de inversión,una recomendación de inversión, una solicitud de oferta de inversión o una compra de valores.
Amundi no aceptaninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pueda resultar del uso de cualquier información aquí contenida, ni será responsable de cualquier decisión tomada con base a esta información. Rentabi­lidades pasadas no son garantía o indicación de resultados futuros. El rendimiento de la inversión y el valor del capital de una inversión pueden subir o bajar y pueden dar lugar auna pérdida de la cantidad originalmente invertida. El valor liquidativo (VL) indicativo de los Fondos se publica en los mercados bursátiles. Las participaciones de los Fondos adquiridas en el mercado secundario generalmente no pueden venderse directamente a los Fondos. Los inversores deben comprar y vender participaciones en un mercado secundario a través de un intermediario (ie un bróker), pudiendo incurrir en gastos. Los inversores podrían pagar un importe superior al VL vigente cuando compren sus participaciones, y podrían recibir un importe inferior al VL vigente cuando los vendan. La suscripción deberá basarse en el último folleto y/o KIID, que puede obtener previa solicitud y gratuita­mente en el domicilio social de la gestora o en la página web www.amundietf.com. Es responsabilidad del inversor asegurar la compatibilidad de la inversión con la legislación vigente en la jurisdicción correspondiente y su idoneidad con sus objetivos de inversión y situación financiera y fiscal. Queda prohibida la reproducción sin consentimiento previo y escrito de la Sociedad Gestora. ETFs registrados en el registro de IIC extranjeras CNMV nº 1495. Amundi Iberia SGIIC SAU: comercializador principal en España, supervisada por CNMV e inscrita nº 31. Amundi ETF designa el negocio ETF de Amundi Asset Management, sociedad gestora de activos aprobada por la AMF (nº GP 04000036), capital social de 1 086 262 605 € y sede en Bd. Pasteur 90, 75015 París, Francia.
Disclaimer MSCI - Los fondos o valores a los que se hace referencia en este documento no están patrocinados, respaldados ni promovidos por Morgan Stanley Capital International Inc (“MSCI”), ninguna de sus filiales, proveedores de información o cualquier tercera parte involucrada o relacionada con la complicación, computo o creación de cualquier índice MSCI. Los índices MSCI son propiedad exclusiva de MSCI y no pueden ser reproducidos o extraídos y utilizados para ningún otro fin sin el consentimiento de MSCI. MSCI y los nombres de los índices MSCI son marcas de servicio de MSCI o de sus filiales y han sido autorizados para su uso con determinados fines por parte de Amundi. Ninguna de las partes de MSCI hace ninguna declaración o garantía, expresa o implícita, al emisor o a los propietarios de este fondo o a cualquier otra persona o entidad con respecto a la conveniencia de invertir en fondos en general o en este fondo en particular, o a la capacidad de cualquier índice MSCI para realizar un seguimiento de la evolución de los mercados bursátiles. Una descripción completa de los índices MSCI están disponibles previa solicitud a MSCI. Los índices MSCI son marcas registradas de MSCI que se utilizan para identificar los índices que calcula y publica. MSCI no garantiza ni el valor del índice en un momento dado ni los resultados o el rendimiento de los productos indexados en relación con este índice.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas