Colombia sustituye a México como el mercado más prometedor en Latinoamérica, según Morgan Stanley IM


Mientras que en los últimos años se ha intensificado la separación entre los países que aplican políticas más liberales como Chile, Colombia y Perú, frente a los países populistas como Venezuela, Brasil y Argentina, Morgan Stanley Investment Management ve más oportunidades en los primeros, con Colombia como futuro líder de la prometedora Alianza del Pacífico. La entidad explica en un informe al que ha tenido acceso Funds People en exclusiva, que entre estos países; Colombia y Perú están en una mejor posición que Chile, y que de entre los dos primeros, Colombia ofrece un entorno mucho más optimista que Perú.

Los expertos de Morgan Stanley Investment Management explican que estos dos países cuentan con un gran potencial de crecimiento, ya que sus ingresos medios son apenas la mitad de los que registra Chile, pero que Colombia no está tan influenciado por la ralentización económica de China. Sus exportaciones al gigante asiático representan sólo el 6%, frente al 17% en Perú o el 23% en Chile. Asimismo, apuntan que aunque ambos países se ven afectados en gran medida por la caída de los precios de las materias primas, "este hecho es contrarrestado por la creciente inversión que alcanza ratios del 8% anual, el nivel más alto de la región".

Por otra parte, señalan que Colombia y Perú "cuentan con fortalezas similares, como gobiernos que han gestionado las finanzas de forma responsable, por lo que tienen posibilidades para contrarrestar la ralentización global utilizando estímulos tanto fiscales como monetarios". Eso sin olvidar que ambos países tienen una inflación bajo control. Sin embargo, el hecho de que el líder peruano, Ollanta Humala, esté menos comprometido con las reformas hace que el optimismo sobre Perú sea menor que en el caso de Colombia.

"Ya en 1928, Colombia creó un fondo para ahorrar los beneficios extraordinarios obtenidos por la venta de café, entonces su principal producto de exportación. Ese fue un primer paso en la creación de una cultura de gestión financiera ortodoxa. Guiada por los tecnócratas en el banco central y los ministerios económicos claves, esta cultura ha ayudado a Colombia a evitar la hiperinflación de cuatro dígitos que paralizó a sus vecinos". Morgan Stanley apunta que la economía de este último país sólo ha visto un ejercicio con crecimiento negativo desde 1930 debido al contagio global experimentado en 1999. Asimismo, explica que lo que mantuvo su economía en jaque desde entonces "fue una larga guerra con los rebeldes izquierdistas, traficantes de drogas y los rebeldes que también traficaban con drogas". Tras la elección de Álvaro Uribe y su labor, "los colombianos, cansados ​​de gastar más de un 5% de su PIB en defensa, están ansiosos por seguir adelante".

La entidad indica que la paz en Colombia podría impulsar el crecimiento económico del país del 4% al 5%, "en gran medida al traer paz a las tierras de cultivo, campos de batalla en medio de la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico. También podría ayudar a librar el camino para que el país, finalmente, saque provecho a sus ventajas geográficas". explican.

Los inversionistas extranjeros responden con interés

Entre las últimas medidas que está desarrollando el presidente Santos y que menciona Morgan Stanley Investment Management en el informe es lo que se ha denominado como la lucha contra "los cuatro jinetes" que impiden el desarrollo. Está relacionado con el proceso de consulta para los locales, la adquisición de tierras, la obtención de las aprobaciones ambientales y la maniobra con la burocracia. Según indican los funcionarios locales, los inversionistas internacionales están respondiendo con entusiasmo a la invitación del Gobierno para ser socios privados en su plan de 55.000 millones para construir carreteras, puertos, aeropuertos y otras infraestructuras. Asimismo, apuntan que se espera que los primeros 7.000 millones en contratos se cierren en marzo, y algunos funcionarios ya están calculando los posibles efectos.

Nuevamente, funcionarios locales calculan que "conducir por nuevos carreteras podría duplicar la velocidad media de los camiones a entre 60 y 80 kilómetros por hora. Con ello, la productividad se disparará, añadiendo otro punto o incluso dos al crecimiento del PIB, que podría llegar a un 7%". Para la entidad estos cáculos son un poco demasiado optimistas, tomando en cuenta que Colombia, al igual que Perú, todavía tienen todavía mcuhas de las debilidades de las economías basadas en las materias primas que dominan en la región.

"Siendo realistas, pensamos que la tasa de crecimiento del PIB podría acelerarse en Colombia del 4% en 2013 a entre el 5-5,5% en los próximos años, y disminuir en el Perú a aproximadamente el 5% desde el 6% registrado en los ultimos años". Este ritmo, sin embargo, "es todavía suficientemente rápido para que estas naciones se conviertan en las piedras angulares de la nueva 'Costa Dorada', con un brillo probablemente más intenso por parte de Colombia", comentan desde Morgan Stanley Investment Management.

Lo más leído