Tags: Legal |

CNMV pone fecha límite al envío de la información sobre costes y gastos


Ya no hay lugar a dudas. Después de un primer año de prueba, la Comisión Nacional del Mercado de Valores toma una posición clara respecto a la fecha tope del envío de la información sobre costes y gastos a los clientes. Aunque la normativa no ha establecido un límite para su entrega, CNMV informa que ESMA ha aclarado en su pregunta 21 del bloque correspondiente a información sobre costes y gastos que las entidades deberían facilitarla a los clientes lo antes posible, una vez concluido el periodo sujeto a reporte.

En este sentido, comparten criterio con ESMA y consideran que esta información debería facilitarse a los clientes no más tarde del 31 de marzo siguiente al cierre de cada año natural objeto de reporte. Una fecha tope que hasta ahora no había sido precisada.

Además de esta información, la CNMV ha actualizado su documento de preguntas y respuestas de MiFID II con nuevas aclaraciones sobre incentivos, información sobre salvaguarda y uso de los instrumentos financieros, otros aspectos sobre la información de costes y gastos, y el alcance de la aplicación MiFID II.

En este último caso, responden a una duda acerca de si, en el caso de que una SGIIC comercialice IIC de terceros mediante cuentas globales, la llevanza del registro individualizado de partícipes se debe considerar como servicio de custodia.

Según CNMV, la SGIIC que lleva el registro individualizado de partícipes de IIC de terceros está prestando el servicio de custodia. Como consecuencia, la SGIIC debe dar de alta en su programa de actividades el servicio de custodia de acciones y participaciones de IIC siendo de aplicación todo lo dispuesto en la Ley del Mercado de Valores y su normativa de desarrollo al respecto.

Costes gestión discrecional

Por otro lado, para conocer cuales son las obligaciones de información ex-ante y ex-post sobre costes y gastos del servicio de gestión discrecional, se refiere a la contestación de ESMA a la pregunta 24 y 31 de la sección de información de costes y gastos. "Únicamente conviene aclarar que, en lo relativo a la información ex ante, la base de cálculo debe ser anual y que las entidades que, en su caso, repercutan costes iniciales de inversión en los que los clientes puedan incurrir el primer año, deberán incluirlos en la información ex ante", determina CNMV.

¿Siempre clases limpias?

Además de informar sobre la fecha tope del envío de información de costes y gastos y de otros aspectos, la CNMV también ha aclarado una duda importante para el sector.

En materia de gestión discrecional y asesoramiento independiente existía la necesidad de saber si una entidad que preste dichos servicios debe en todo caso adquirir o recomendar a sus clientes la clase limpia específicamente dirigida a este tipo de clientes o por el contrario, si existe una clase con mejores condiciones económicas (una vez deducidas las posibles retrocesiones que la entidad pueda obtener y trasladar a su cliente), debería adquirir o recomendar esta otra clase.

La CNMV señala que “atendiendo al deber general de actuar en el mejor interés de los clientes, la entidad debe adquirir o recomendar aquella clase a la que cada cliente objetivamente pueda acceder y que en conjunto presente las mejores condiciones económicas para él (esto es, una vez consideradas las posibles retrocesiones que la entidad pueda obtener y trasladarle, así como los posibles efectos fiscales calculados de acuerdo a unos criterios prudentes y generales), con independencia de que exista una clase (la llamada clase limpia) que en principio esté destinada a este tipo de cliente”.

EAF

En caso de que una empresa de asesoramiento financiero (EAF) haya alcanzado algún acuerdo con el comercializador del producto, y ello pueda acreditarse, sería aceptable que, para no duplicar la información, sólo una de las entidades (asesor o comercializador) informe al cliente de los costes del producto, considera la CNMV. "El asesor y comercializador informarán del coste del servicio prestado respectivamente", añade.

En relación con los incentivos, "se considera aceptable también que, para no duplicar la información, el comercializador informe al cliente de los incentivos recibidos del tercero y la parte de éstos que se retrocede al asesor, siendo por tanto innecesario que el asesor informe al cliente de los incentivos", contextualizan.

Ver documento completo actualizado aquí.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído