CNMV pide a las gestoras que tramiten los reglamentos de todos sus fondos electrónicamente


Desde el pasado 1 de noviembre, las gestoras debian remitir a CNMV de manera electrónica los cambios y los nuevos reglamentos de gestión o estatutos de los fondos. La semana pasada, el supervisor se ha puesto en contacto con las entidades para solicitarles que envíen electrónicamente todos sus reglamentos en las dos próximas semanas, hayan sufrido modificiaciones o no. Esto ha provocado una avalancha de modificaciones que se han empezado a apreciar en el último boletín semanal que publica el supervisor.

Así, en el boletín semanal CNMV Informa publicado el martes, más de 200 fondos de entidades como Santander AM, Renta 4 o BBVA AM informan que han adaptado el reglamento de gestión del fondo de referencia al modelo electrónico. Esta modificación viene dada por la necesidad de incluir, a partir de ahora, ciertos requerimientos en el reglamento que antes no existían ya que cada entidad enviaba su reglamenteo en formato físico sin una plantilla determinada. CNMV, no obstante, requiere ahora un formato estándar de este documento, de manera que haya un mejor control del mismo y que pueda hacerlo público. De hecho, ya en las fichas individuales de cada fondo que aparecen en los registros de CNMV de algunos fondos de inversión se puede encontrar, además del folleto simplificado y el completo, el reglamento de gestión.

Con esta nueva petición del supervisor, se busca que estén disponibles en la web de CNMV los reglamentos de todos los fondos de inversión y no solo aquellos que se modifiquen o sean nuevos.

Así, las gestoras deben mandar los ficheros a través del trámite ERI del servicio CIFRADOC. Los ficheros deben tener formato .xml y, si bien, CNMV no ha entregado aplicación o plantilla informática para su preparación, sí ha facilitado a las gestoras un esquema y un ejemplo del mismo.

Los reglamentos de gestión de los fondos son documentos en los que se incluyen información como los datos generales del fondo, de la sociedad gestora y depositario, las participaciones, la política de inversiones o los criterios sobre determinación y distribución de resultados.

El Trámite ERI es un nuevo paso de la CNMV a la hora de lograr una mayor transparencia y normalización de documentos con todas las gestoras. "La ventaja del trámite ERI es que existirán ciertas regularizaciones de oficio, es decir, un cambio de depositario, por ejemplo, antes requería un cambio del reglamento y más burocracia. Ahora CNMV cuando vea la inscripción de un cambio de depositario modificará el reglamento de la IIC en cuestión de oficio", explican desde una gestora. Además, "para otras modificaciones no de oficio se deberá comunicar únicamente la modificación en lugar de el texto entero otra vez", añaden.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído