CNMV: las EAFI son las entidades más baratas de las que ofrecen asesoramiento a clientes minoristas


Un sector en crecimiento, orientado a clientes minoristas, rentable y barato. Así es como definen desde la CNMV la situación actual de las EAFI. El supervisor, además, concluye que estas empresas son las más baratas entre las que ofrecen asesoramiento a minoristas. Así lo puso de manifiesto ayer Antonio Moreno, director del Departamento de Autorización y Registro de Entidades de la CNMV durante la jornada de “EAFI y Agentes Financieros” organizada por iiR.

Según los datos aportados por Moreno, actualmente hay 130 EAFI registradas en la CNMV y la previsión del supervisor es que lleguen a 150 en los próximos meses, ya que hay 21 en espera. Desde que naciera la primera EAFI en 2009, ha habido en total 141 altas y 11 bajas. Además, en este tiempo la CNMV ha desestimado o denegado 150 solicitudes, si bien estas fueron principalmente en los primeros años de existencia del segmento, ya que actualmente el ratio de empresas que presentan la solicitud y las que lo consiguen es muy elevado, según Moreno.

El patrimonio asesorado por estas empresas era a finales de 2013 de 17.600 millones de euros, con un aumento anual del 20%. De este patrimonio, Moreno destaca que el 28,3% pertenece a clientes minoristas, cifra que ha aumentado un 51% en el último año. Este crecimiento es significativo pues, según el representante del supervisor, da estabilidad al mercado y es hacia donde debe ir pues un sector que debe estar orientado al cliente minorista. En el mercado de empresas dedicadas al asesoramiento a minoristas las EAFI cuentan con una cuota del 0,88%.

El sector tienen 14,5 millones de euros en recursos propios y beneficios por valor de 6,9 millones de euros, por lo que “es un sector en general rentable”, según Moreno.

Además, Moreno destaca que de los ingresos totales del sector (33,25 millones de euros) sólo el 20% corresponde a retrocesiones y dos tercios son comisiones cobradas, lo que niega una creencia generalizada según la cual el sector vive de las retrocesiones.

Moreno ha analizado los folletos de las tarifas que presentan estas entidades ante la CNMV y en su análisis concluye que las EAFI son la parte más barata en el segmento del asesoramiento a minoristas. Moreno señala que este análisis hay que tomarlo como un análisis general pues hay que tener en cuenta que los folletos sólo recogen tarifas máximas que se propone cobrar a clientes minoristas. Pues bien, de las 228 entidades que ofrecen servicio de asesoramiento a minoristas (entidades de crédito, AV, EAFI, etc.) de media se factura por importe efectivo el 1,75%, mientras que en el segmento de las EAFI este importe baja hasta el 1,53% y de las entidades que ofrecen facturación por la revalorización de las carteras (el 85%) la media del cobro es del 14,89% mientras que en el segmento exclusivamente de las EAFI es del 13,35%. Además, hay un 60% de las entidades que ofrecen facturación por horas.

A vueltas con la independencia

Las EAFI serán uno de los segmentos que se verán afectadas por la próxima llegada de la normativa europea MiFID II. El texto, que fue aprobado recientemente, se publicará en junio  y en todo caso Moreno no cree que su trasposición sea efectiva en España hasta enero de 2017. Una vez cerrada la Directiva se están formando ya los grupos de trabajo de supervisores que asesorarán sobre los desarrollos o technical standars de MiFID II a los que les corresponde concretar algunos aspectos importantes de la Directiva. Moreno reconoce que uno de los grandes debates es qué se va a entender por ser asesoramiento independiente (y es que las entidades que así se autodefinan tendrán prohibido el cobro de retrocesiones y estarán obligadas a cobrar directamente del cliente por su servicio de asesoramiento).

Como norma general se establecerá que para ofrecer un asesoramiento que pueda considerarse como independiente, el asesor tenga un margen de libertad alto al seleccionar productos, que valore un número suficiente de los mismos, que provengan de distintos proveedores y no esté condicionado por aspecto alguno. Moreno confirmó que no se va a imponer un número mínimo de productos que deban ser valorados aunque sí que tendrá que ser de distintos proveedores. Para ser independiente también se tiene que asesorar sobre productos que sean comparables (así quedan en el aire estructuras OTC que se diseñen a la medida de la entidad si estas son muy específicas y no se pueden comparar, su comercialización no podrá realizarse en el marco de un asesoramiento independiente).

Para aquellas entidades que se declaren indepentientes, si cobran incentivos tendrán que repercutirlos inmediatamente al cliente, de tal manera que no se podrán acumular para devolverlos posteriormente y no se podrán netear los posiciones del cliente (entre retrocesiones y cobro directo por asesoramiento).

Asimismo, Moreno confirmó que la misma entidad podrá ofrecer asesoramiento independiente y no independiente para distintos segmentos de su clientela. Esto, no obstante, supondrá que no podrá hacer publicidad de la entidad y que tiene que haber una separación entre las personas que ofrezcan ambos servicios.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído