Claves sobre el proceso de toma de decisiones del Pioneer Funds - Emerging Markets Bond


El Pioneer Funds- Emerging Markets Bond es uno de los fondos insignia de Pioneer Investments, y también uno de los productos consistentes Funds People. Mauro Ratto, responsable de mercados emergentes, explica el particular proceso de toma de decisiones de inversión que sigue su equipo. Comienza con una afirmación que resume perfectamente la filosofía de la casa: “No se puede abordar la complejidad de los emergentes simplemente mediante la asignación de activos. Existe la necesidad de tener un equipo sólido y experimentado, con una buena comprensión del universo del crédito”.

Esta parte del proceso de inversión se complementa mediante el ejercicio de “reconciliar la macro con las valoraciones, para poder encontrar compañías con menos riesgo y más rentabilidad que su país de procedencia”. Fruto de esta comparación, se ha optado por invertir en compañías brasileñas exportadoras, con la perspectiva de que se beneficiarán de la depreciación del real, que sería, a su vez, consecuencia de la reacción de los inversores al proceso de destitución de Dilma Rousseff.

“Siempre miramos la parte de renta variable, la parte de renta fija y la macro para poder entender a los emergentes y determinar en qué parte de la estructura de capital es más conveniente invertir”, insiste el responsable, que pone como ejemplo de compañía con oportunidades ocultas a la petrolera rusa Gazprom: “En 2014, nadie quería tocar los bonos de Gazprom porque es una empresa estatal y Rusia se acababa de embarcar en el conflicto territorial con Ucrania. Llegó a pagar un 18% por su deuda. No obstante, vimos que tenía capacidad para afrontar sus pagos al menos entre los siguientes 12 y 24 meses, y que el endeudamiento de Rusia sólo ascendía al 12% sobre su PIB”. Otro caso parecido es el de Venezuela; Ratto cree que, dada la situación actual del país, sería mejor que declarasen un impago porque así no se tendría que destinar tanto dinero de las arcas del Estado a pagar los colosales intereses a los que cotiza su deuda soberana, pero considera que “no van a impagar porque es una decisión política y cultural, están orgullosos de ser chavistas”.

Tendencias para no perder de vista

Mauro Ratto procede a detallar varias tendencias que ha detectado el equipo de emergentes que codirige, junto con Yerlan Syzdykov, responsable de emergentes y high yield. La primera de ellas es el incremento del número de compañías emergentes que acuden a financiarse a la zona euro: “El 70% de las emisiones high yield en Europa son de compañías emergentes, cada vez están viniendo más para emitir deuda porque los costes de financiación son más bajos. Para nosotros, esto supone que necesitamos entender los emergentes, pero también las dinámicas en la eurozona. Por ejemplo, muchas emisiones de deuda high yield son de compañías chinas de real estate. A pesar de las dudas en torno a este sector, el inversor no debe considerar la burbuja inmobiliaria china como la que se produjo en Irlanda o España; la diferencia es que los inversores chinos no están apalancados, por lo que creemos que hay oportunidades en la deuda de estas compañías, siempre que seamos conservadores y podamos determinar la calidad de sus activos”.

La segunda tendencia tiene que ver con el comportamiento de las divisas: “Estamos en un entorno de guerra de divisas por culpa de las políticas del BCE y el Banco de Japón. A la gente se le suele olvidar que los emergentes son muy importantes para sostener la demanda global, y si se fuerza una apreciación de la divisa emergente supone una caída del poder adquisitivo de los habitantes de estos países, por lo que al final se está alentando un círculo vicioso que empieza por el colapso de la demanda, sigue con la caída de la inflación hasta llegar a riesgo deflacionario y que termina con un descenso del consumo”, describe Ratto.

Finalmente, para el experto la tercera gran tendencia es “el final del superciclo de la deuda”. “No creemos que sea una situación de desastre, sino que ya no se puede activar la demanda mediante políticas monetarias”, aclara. Ratto también hace referencia al helicóptero monetario, es decir, inyectar dinero directamente a empresas y familias: “En todo caso, debería aplicarse como una solución fiscal aunque creo que no es la más apropiada. Creo que sería mejor un acercamiento tradicional, mediante la rebaja de impuestos para impulsar el consumo”.

Posicionamiento de la cartera

Todas estas visiones se reflejan en una cartera líquida, de alta convicción, con enfoque conservador en activos de calidad y bastante diferenciada de su índice de referencia. “El nombre del juego es la duración, preferimos mantener la duración baja y una reducida exposición a la curva de tipos para paliar la volatilidad”, explica. La duración actual de la cartera es de 5,3 años, frente a los 6,4 años del índice.

El fondo invierte en deuda soberana, cuasi soberana, corporativa con grado de inversión y high yield. La calidad media es de BB+, frente al BBB- del índice de referencia, en parte por haber invertido en compañías con grado de inversión que han sido degradadas a high yield. Finalmente, por países, las mayores sobreponderaciones del fondo respecto al índice son China, Brasil, Argentina, Ucrania y Rusia, mientras que las mayores infraponderaciones son para países como Hungría, Líbano o Filipinas.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído