Claves en la selección de fondos


Frecuentemente imparto clases y conferencias sobre selección de fondos, y a menudo, después de explicar procesos más o menos complejos de análisis cuantitativo y cualitativo, me suelen preguntar por cuáles son las claves en la selección de fondos.

En mi opinión, y tras diez años de responsable de selección de IICs, creo que además de los citados procesos “clásicos” de selección de fondos, las claves para tener éxito en el fund picking se pueden resumir en cuatro:

1) Seleccionar fondos es una mezcla entre ciencia y arte. No es posible únicamente mediante métodos exclusivamente cuantitativos hacer una buena selección de gestores. Siempre comparo la selección de fondos con la selección de personal en un departamento de Recursos Humanos. Por muy estructurado que se realice el proceso de due diligence o por muy exhaustivos análisis numéricos que se realicen, en selección de fondos siempre habrá una parte de arte, al igual que en la selección de personas.

2) La clave para entender un fondo es conocer el valor añadido que genera. Es fundamental entender las razones de porque una gestora o gestor son buenos en el manejo de un determinado tipo de activo. Es posible el gestor o gestora tengan un acceso privilegiado a fuentes de información, unos recursos técnicos o humanos superiores a sus competidores o cualquier otro factor que le haga sobresalir en cuanto a resultados. El descubrir el valor añadido es una tarea complicada pero necesaria.

3) Analizar si los resultados de un fondo son repetibles. Una IIC puede tener buenos resultados contra competencia o contra un benchmark porque tiene un sesgo concreto (por ejemplo, en el caso de un fondo de renta variable, un sesgo a pequeña compañías). Es necesario analizar de forma profunda si los buenos resultados de un gestor son frutos de sus habilidades (del valor añadido) o de una determinada exposición a ciertos factores de riesgo.

4) En selección de fondos es muy importante pedir referencias cruzadas. Cuando se analiza una IIC es necesario hablar con otros selectores, con brokers que dan servicio al gestor del fondo objeto de análisis, con relaciones con inversores de compañías que el fondo tiene en cartera (en caso de ser un fondo de renta variable), etc. Las referencias cruzadas son más importantes en el caso del análisis de fondos que cuando se analizan compañías cotizadas. Esto sucede por dos motivos. El primero es que el análisis público de fondos es más limitado que el de empresas cotizadas. El segundo es porque las habilidades del gestor suelen pesar mucho más en el rendimiento de un fondo que las habilidades de algunos pocos empleados en la evolución de una acción. El comportamiento de una acción suele estar más determinado por el sector y el posicionamiento a medio y largo plazo de la empresa, mientras que el fondo suele estar más influenciado por las decisiones que el gestor toma a corto plazo.

Por tanto, en mi opinión las claves en la selección de fondos son cuatro, que se podrían resumir con el acrónimo CVRR (ciencia y arte, valor añadido, repetibilidad y referencias cruzadas). Estas cuatro variables son la llave para una buena selección de fondos.