Claves de la asignación de activos del futuro


TRIBUNA de Silvia San Bruno, especialista de producto en BBVA AM. Comentario patrocinado por BBVA AM.

Hace tiempo quedó atrás el planteamiento de 60% en renta fija y 40% en renta variable. Pero también los mixtos tradicionales, que dejaron paso a soluciones globales con una gestión más flexible y activa. Con todo, el contexto de mercado es muy demandante y sigue empujando la búsqueda de una asignación verdaderamente dinámica. Una que reequilibra no sólo los activos sino que también optimiza el uso de los vehículos activos frente a los pasivos, que invierte en temáticas distintas y que busca continuamente nuevas fuentes de rentabilidad. En BBVA AM hemos hecho especial hincapié en esto último en los últimos dos años de trabajo en el equipo de Asignación de Activos.

Buscar una verdadera diversificación nos ha llevado a trabajar profusamente en el campo de primas de riesgo alternativas. Y a fecha de hoy todas nuestras soluciones multiactivo cuentan en su presupuesto de riesgo con un sitio visible para explotar estas primas. Primas de riesgo de factores como el value, el momentum, el carry… reconocidos académicamente si son cosechados de forma sistemática. Esta es, por sí misma, una solución diversificada en todas las primas de riesgo en todos los activos para así lograr una diversificación mayor.

El actual entorno de mercado es especialmente propicio para enriquecer cualquier cartera a través de soluciones con voluntad de rentabilidad absoluta, un enfoque multiactivo y que acoten explícitamente el riesgo (un objetivo concreto de volatilidad) como fuente adicional de alpha. Un ciclo económico y de mercado avanzado, valoraciones exigentes, punto de inflexión en las políticas de los principales bancos centrales… todo apunta a la necesidad de incorporar en parte de nuestras carteras este tipo de soluciones. En el caso de BBVA AM, tienen cabida no sólo en sus fondos y planes de asignación de activos sino también como soluciones puras con esta filosofía. Caso de BBVA Retorno Absoluto o Quality Global.

En definitiva, BBVA AM continúa trabajando en su mayor convicción como gestora. En una proposición de valor a clientes que sea atemporal. Reconociendo que la mayoría de clientes no son inversores per se sino personas con necesidades y anhelos concretos, seguimos apostando por dar respuesta con la solución multiactivo más adecuada. Una respuesta que debería seguir siendo buena cuando el viento gire menos a favor del mercado. La forma como creemos que puede conseguirse este objetivo pasa por:

  • Saber para qué invierte cada cliente (por ejemplo, si lo hace para complementar su jubilación o para la universidad de su hijo), y
  • Buscar una diversificación adecuada, algo que pensamos debería incluir las mencionadas inversiones alternativas (incluidas en nuestras gamas multi activo), así como enfoques ultra flexibles capaces de ganar dinero también en escenarios laterales o bajistas de mercado.
Profesionales
Empresas

Lo más leído