Tags: Lanzamientos |

Clariden Leu trae a España la gestión de Oaktree


Clariden Leu ha registrado en España dos fondos gestionados por la estadounidense Oaktree Capital Management, una entidad especializada en el manejo de renta fija de alta rentabilidad, bonos convertibles y estrategias distressed. Los fondos registrados son el Clariden Leu (Lux) I- Global Convertible Bond Fund, el Clariden Leu (Lux) I Global High Yield Bond Fund y su versión europea, el Oaktree European High Yield Bond Fund. Todos ellos son productos UCITS con liquidez diaria y se sustentan en la filosofía de selección cuidadosa de valores y en la búsqueda de diversificación de Oaktree. Las carteras de los fondos suelen tener más de 100 posiciones. Aunque se trata de productos denominados en dólares, Clariden Leu ofrece también clases en euros de ambos.

Oaktree, fundada en 1995, maneja más de 80.000 millones de dólares y cuenta con oficinas en 13 ciudades de Estados Unidos, Europa y Asia. “A través de la inversión en estos fondos, los inversores tienen acceso exclusivo a las estrategias de bonos de alta rentabilidad y convertibles de Oaektree”, señalan desde Clariden Leu.


Alta rentabilidad
La oportunidad más obvia en el momento actual, aseguran desde Clariden Leu, está en high yield. Los gestores de Oaktree se centran, sobre todo, en el análisis detallado de cada emisor para evitar cualquier tipo de impago. “Esto ha permitido a Oaktree tener una tasa de impagos mucho menor que la del mercado, con una tasa de recuperación más alta”, señala Frank Schäfer, responsable de relaciones con gestoras externas de Clariden Leu.


La estrategia pasa por la búsqueda de cupones atractivos en compañías sólidas, no hacen apuestas buscando la apreciación del capital, aunque se pueden beneficiar de ello si se produce. “Oaktree no tiene una visión macro ni hacen apuestas macro. Sólo se dedican a seleccionar valores fundamentalmente y la cartera suele estar totalmente invertida. El equipo, compuesto por 25 personas, está muy especializado y sólo se dedica a bonos high yield”, comenta Schäfer.


El Clariden Leu (Lux) I Global High Yield Bond Fund cuenta con 320 millones de dólares de patrimonio. Ahora, el 65% de la cartera está invertida en Estados Unidos y el 35% en Europa. “La exposición a títulos europeos ha crecido porque los gestores perciben que ha aumentado su atractivo y su peso podría subir hasta el 40%. Tienen una pequeña exposición a España, pero nada en Grecia ni Portugal”, explica. La calidad media de los subyacentes en cartera es B y se centran sobre todo en títulos B y BB.


Por sectores, no invierten en financieras ni en empresas de alta tecnología (aseguran que no se ven capaces de hacer un buen análisis de estas compañías, por su poca transparencia), ni tampoco en empresas vinculadas a la construcción de viviendas en Estados Unidos (porque afirman que ofrecen menos protección a los bonistas).


Por regiones, prefieren no invertir de momento en mercados emergentes, porque piensan que en ellos los derechos de los bonistas aún no son tan claros como en los mercados desarrollados.


La rentabilidad de la cartera es del 9%, con una duración media inferior a cinco años. Históricamente, los impagos han supuesto una merma de 70 puntos básicos en la rentabilidad de la estrategia.


“Para dar una medida de la oportunidad que ofrecen ahora los bonos de alta rentabilidad, hay que pensar que, para obtener la misma rentabilidad que ofrecen hoy los bonos del Tesoro con duración similar, una cartera actual de high yield tendría que tener tasas de impago del 11,8% durante los cinco años de la vida de los bonos y con una tasa de recuperación de tan sólo el 50%. Cabe destacar que la mayor tasa de impago en un año que ha registrado Oaktree ha sido de aproximadamente un 7%, seguido de un 4% en otro año. Por eso los gestores de Oaktree consideran que es una gran oportunidad de compra”, destaca Schäfer.


Convertibles
Dentro del universo de bonos convertibles, Oaktree se centra en lo que denominan el punto dulce (sweet spot), buscando el mayor potencial al alza y, a la vez, protección del riesgo a la baja. Más del 70% de la cartera está compuesta por títulos que están por debajo del grado de inversión y la delta del fondo está en torno al 50%.


Los gestores no incluyen convertibles sintéticos y se preocupan mucho de no cometer errores. Desde el inicio de la estrategia hace 25 años, aseguran, sólo han sufrido cuatro impagos y tres de ellos (incluyendo Parmalat) se debieron a fraudes por parte de los directivos de las compañías. No utilizan estrategias de arbitraje y tienen una baja rotación.


La estrategia estadounidense , con más de 25 años de historia, consigue una rentabilidad anualizada del 8,4%, con una volatilidad del 9,7%, lo que ofrece una ratio de Sharpe del 0,53. El Clariden Leu (Lux) I- Global Convertible Bond Fund cuenta con más de 350 millones de dólares de patrimonio.
Howard Marks, presidente de Oaktree, señala que los convertibles son una opción atractiva para cuando las perspectivas de los mercados son inciertas. “Y pienso que siempre son inciertas”, afirma.


Oaktree realiza su propio análisis de crédito y cuenta con un rating propio para cada emisor y cada título. La gestora se centra en activos y mercados poco eficientes para poder generar alfa. La rentabilidad adicional que generan los gestores a largo plazo proviene sobre todo de su mejor comportamiento relativo durante los mercados bajistas.
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído