CiU propone que las socimi puedan invertir en fondos inmobiliarios




Otra de las enmiendas que CiU plantea es que las futuras sociedades de inversión inmobiliaria tributen al 5% por el impuesto de sociedades, mientras que los inversores lo hagan al 13%. Por el momento, el texto original de la norma recoge que las socimi tributen al 18% y que los accionistas queden exentos.

El Partido Popular también ha presentado algunas modificaciones a la norma, orientadas a incentivar que las socimi inviertan en vivienda. Hasta ahora, una de las principales características de estas sociedades es que pueden invertir en cualquier tipo de activo inmobiliario destinado al alquiler. De hecho, el proyecto de ley de las socimi incluso elimina la restricción legal de los fondos inmobiliarios de invertir un 50% de su cartera en activos residenciales (condición sin la cual los inmobiliarios no podrían disfrutar de la tributación al 1%).

Sin embargo, la eliminación del coeficiente de vivienda tanto para REITS como para socimi dificulta que estos vehículos puedan convertirse en la tabla de salvación del mercado inmobiliario, tal y como muchos esperan. Por tanto, el PP ha propuesto que las socimi que inviertan al menos un 50% en viviendas españolas tributen al 9% (en lugar de al 18%) en el impuesto de sociedades.

Según Europa Express, los expertos consideran que las socimi llegan en un momento difícil, que puede empañar su atractivo como vehículo de inversión. Desde Aguirre Newman señalan que, en un entorno de mercado como el actual, las socimi deberían ofrecer una rentabilidad del 7% a sus accionistas, dado que algunos valores ya están ofreciendo un 14% vía dividendos.

La consultora inmobiliaria también ha mencionado otros aspectos de la norma que podrían dificultar el éxito de las socimi en el corto plazo, como la obligación de que los activos permanezcan tres años en alquiler antes de poder venderlos, lo que supone un problema en mercados de alta rotación, como el de oficinas. Por otro lado, Aguirre Newman también considera que la prohibición de invertir más del 40% del capital en un solo activo podría suponer un lastre a la hora de adquirir los mejores inmuebles del mercado.

Lo más leído