Citi: “La rentabilidad de la renta variable global en 2014 debería estar más cerca del 10% que del 30%”


Durante un significativo periodo de tiempo, según indica Citi Private Bank en su informe de perspectivas para 2014, “la renta variable probablemente tenga rentabilidades por encima de la renta fija, tras años de una profunda política acomodaticia”. Esta es la premisa del grupo de cara al año que acabamos de comenzar, en donde mantienen sus expectativas de que siga habiendo crecimiento global.

Eso sí, puntualizan que los inversores que vayan a participar en los mercados deben de hacerlo con los “ojos abiertos”. Desde el punto de vista de la entidad, esperan que haya una moderación de los retornos ajustados al riesgo sumamente fuertes de la renta variable desarrollada en 2013, particularmente de Japón y EE. UU. Por tanto, sitúan la rentabilidad de la renta variable global en 2014 más cercana al 10% que al 30%, incluso en el marco de recuperación sostenible que esperan.

En el terreno de la renta fija, no consideran que la deuda de alta calidad crediticia vaya a dar rentabilidades por encima del 0%, porcentaje en el que se quedó la renta fija global en 2013. En cambio, sí ven que instrumentos de high yield puedan situarse en torno al 4%, todo ello, asumiendo que los tipos de interés de los mercados desarrollados asciendan lentamente.

Y en una situación en la que las perspectivas de crecimiento están cambiando, con una aceleración de los desarrollados que es poco probable que se traslade a los emergentes, la entidad ha identificado oportunidades en determinados países emergentes con superávit externo y bajas valoraciones. A pesar de ello, son cautos, ya que no olvidan el posible impacto negativo que podría tener la subida de tipos y el cambio de los patrones de crecimiento en los desarrollados.

Cubrir la cartera

Ante el escenario general, creen que es el momento de posicionar la cartera de cara a obtener una rentabilidad en el futuro que seguramente, será menos robusta frente a las actuales. “Muchos tipos de coberturas que se han quedado atrás en medio de un excelente mercado alcista para la renta variable y la deuda corporativa, se convierten ahora en activos valiosos”, añaden en el informe.

Según la entidad, en un momento como el actual donde la volatilidad esta baja, “los inversores inteligentes deberían comprar coberturas baratas”, ya que hay determinadas estrategias de cobertura, señalan, que podrían cambiar el perfil de riesgo de la cartera y sobre todo en un punto como el actual, en donde en términos generales, es más barato hacerlo que en un mercado deprimido como el de 2008, apuntan.

Por otro lado, otra consideración de la firma es acerca de lo infravalorado que esta el seleccionar inversiones menos liquidas. Para inversores con un horizonte de tiempo más flexible, creen que, con los niveles de valoración relativa actuales frente a otros mercados comunes, podría obtener mejores resultados - con un riesgo base - en ciertos tipos de private equity, activos inmobiliarios o fondos hedge.

Tanto por el lado de las altas asignaciones a liquidez como por el de un mercado alcista de renta variable, desde la firma piensan que los inversores deberían incrementar su exposición a inversiones menos liquidas que puedan tener expectativas de tener rentabilidades relativas más fuertes.

Otras oportunidades: la energía

“El potencial de una innovación disruptiva está creando oportunidades para los inversores que puedan identificar e invertir en compañías que están cambiando las reglas de juego, así como en tecnologías”, explica el informe, desde el que se considera que todavía no está reconocido ampliamente lo rápido que está cambiando el panorama de la energía global. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído