Citi: "El segundo semestre del año en la eurozona no será distinto al primero"


El segundo semestre del año en la eurozona no será distinto al primero, con excepción de las preocupaciones sobre la salida de Grecia de la moneda única y sus implicaciones en la confianza de los inversores, temas que ya no están sobre la mesa. Son las previsiones de la división de banca privada de Citibank para la segunda mitad de 2012, que contemplan también un empeoramiento de la situación en el mercado estadounidense, donde los nervios de los inversores empezarán a aflorar ante las perspectivas del inicio, a partir de 2013, de una política fiscal más restrictiva, pues estas medidas aumentan el riesgo de recesión en la primera economía del mundo.

El responsable de Inversiones Globales del área de banca privada de Citi, Richard Cookson, considera también que China está sufriendo una rápida desaceleración y que, como viene advirtiendo, afronta una “burbuja crediticia, del mercado inmobiliario, una fuerte caída del superávit por cuenta corriente y también de reservas de divisa extranjera”. El experto advierte de que, al margen de EEUU, los índices PMI -que suponen una buena guía en tiempo real sobre el crecimiento-, están cayendo rápidamente hasta niveles por debajo del año pasado, lo que “no hace augurar tiempos especialmente buenos para los activos de riesgo”.

El informe, elaborado por varios expertos de la entidad, también prevé una caída de los precios de las materias primas, puesto que gran parte de la fuente de la desaceleración económica es China, un gran consumidor. “Eso significa que las acciones y divisas de países emergentes seguirán bajo fuerte presión bajista”, dice el texto. Por ello, en la banca privada de Citi siguen prefiriendo activos de renta fija con vencimientos largos, sobre todo en dólares estadounidenses, así como deuda corporativa, emergente en divisa fuerte y municipal de EEUU.Estrategias según el tipo de activos

En lo referente a su estrategia en los diferentes activos, en renta variable consideran que hay oportunidades para dar forma de nuevo a las posiciones en el activo, “mirando más allá de las valoraciones” hacia empresas con crecimiento de los beneficios por encima de la media, así como dividendos estables y crecientes. Según el informe, para aquellos inversores que consideren posicionarse en renta variable de forma estratégica, propone que diversifiquen su exposición al riesgo utilizando índices ponderados según la volatilidad de sus componentes.

En renta fija, la entidad propone construir una cartera diversificada consistente en bonos globales con grado de inversión, activo capaz de ofrecer atractivos retornos ajustados al riesgo en un entorno de bajo crecimiento e inflación.

En cuando a hedge funds, apuesta por estrategias con una baja exposición neta a los mercados de acciones así como buscar la forma de diversificar aquellas carteras que tengan una exposición direccional significativa. La entidad cree que los inversores en hedge funds y capital riesgo están preparándose con nuevos fondos orientados al mercado de crédito y estrategias de deuda distressed que pretenden beneficiarse de las disfunciones del mercado.

En el activo inmobiliario, apuesta por “la oportunidad de crecimiento y el potencial de obtener ingresos al estilo de los bonos” que podría ofrecer el mercado inmobiliario comercial en Reino Unido.

Con respecto a las divisas, en un escenario de aversión al riesgo, los expertos de banca privada de Citi creen que los inversores deberían favorecer divisas como el dólar estadounidense, aunque niega que se deba pensar en este activo con una estrategia de comprar y mantener.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído