Citi Banca Privada: “Los beneficios empresariales ya no son lo que eran”


El Comité de Inversiones Globales de banca privada de Citi (Citi Private Bank) ha adoptado una posición defensiva en renta variable, según explica en su último comentario sobre perspectivas de mercados. Bajo el título “Los beneficios ya no son como solían ser”, explican que la caída de los resultados a nivel global seguirá presionando los mercados de acciones, sobre todo el estadounidense.

“Los bancos centrales sólo sugieren que tomarán más medidas, pero ello no ayudará a los mercados, porque la política fiscal se está restringiendo también porque los beneficios a nivel global están cayendo”, dicen.

Con todo, en Citi creen que el papel de los bancos centrales es importante en este entorno de crecimiento decreciente. “A pesar de la debilidad aparente del crecimiento, una política agresiva de relajación monetaria ha ayudado a prevenir una salida mucho peor en el pasado”, recuerdan.

Para ellos, hay dos razones principales que explican por qué el mundo desarrollado seguirá desacelerándose: en primer lugar, el sector privado sigue ahorrando y pagando su deuda, y en segundo término, la política fiscal está restringiéndose. Desde una perspectiva inversora, existe una tercera preocupación: los beneficios corporativos están empeorando.

La entidad cree que los próximos meses serán muy volátiles debido a la apuesta de los inversores por nuevos estímulos por parte de los bancos centrales y a las esperanzas cruzadas sobre el comportamiento de los políticos. Pero además del temor a la volatilidad, Citi advierte del impacto negativo que puede suponer la caída de los beneficios, pues fue precisamente su crecimiento el que logró durante los últimos años mantener cierta estabilidad en las valoraciones de la renta variable, a pesar de las dudas macroeconómicas. "La cruda realidad es que el año pasado y el anterior las valoraciones de la renta variable fueron soportadas por el crecimiento de los beneficios”, y apoyo que puede erosionarse rápidamente ahora, dicen.

Así, ya están cayendo fuera de EEUU y los expertos creen que también lo harán en la mayor economía del mundo a finales de este año, lo que restará apoyos del mercado y hará que se produzca un trasvase de capital desde la renta variable a la renta fija de alta rentabilidad. De ahí que sea su clase preferida para este entorno.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído